″Indignados″ volvieron a las calles de Madrid | Política | DW | 19.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

"Indignados" volvieron a las calles de Madrid

Miles de personas participaron este domingo (19.06.2011) en varias marchas de protesta contra las causas y efectos de la crisis económica. Es la tercera gran movilización como preámbulo a la convocatoria del 19 de julio.

default

Los organizadores hablan de una gran participación ciudadana.

Miles de manifestantes indignados" de todos los barrios y pueblos de Madrid recorrieron hoy el centro de la capital española y llegaron hasta las inmediaciones del Congreso, en una manifestación contra el "Pacto por el euro" en la que se aludió a la convocatoria de una huelga general.

La protesta bajo el lema "Caminemos juntos contra la crisis y el capital" fue convocada en Madrid por la Coordinadora de barrios y pueblos en lucha de Madrid y posteriormente secundada por Democracia Real Ya, el Movimiento 15-M, así como la plataforma antideshaucios "Parémoles los pies" y los sindicatos CGT y CNT de gráficas.

Según la policía, a la marcha se sumaron entre 35.000 y 40.000 personas. Muchas de ellas procedían de las asambleas populares de los barrios y pueblos a través de las cuales pretende articularse ahora el Movimiento 15-M, que hace una semana levantó su acampada en la céntrica plaza de Puerta del Sol.

Demonstrationen in Madrid

Aspecto de la megamarcha de hoy en Madrid.

En Madrid , la columna más madrugadora (noreste) comenzó la manifestación a las 9:30 de la mañana (hora local). Las cinco columnas restantes confluyeron con la primera a lo largo del día y en torno a las 14:00 confluyeron en la céntrica plaza de Neptuno, cerca del Congreso de los Diputados.

La marcha concluyó oficialmente con la lectura de un manifiesto en el que se ha aludido a la convocatoria de una huelga general y a la revolución, informan medios locales.

Movimiento pacífico

Tras los incidentes violentos ocurridos la pasada semana en Barcelona, el Movimiento 15-M ha insistido en su carácter pacífico y se desmarca de cualquier tipo de violencia. "Quejémonos sin violencia", instaban desde las redes sociales.

Los manifestantes portaban pancartas con eslóganes como "no somos mercancía en manos de políticos y banqueros", "no hay pan para tanto chorizo", "contra la privatización de los servicios públicos" o "violencia es vuestra corrupción". Algunos, para protegerse del sol, llevan coloridos paraguas donde se lee "aquí debajo hay un indignado".

Las protestas se dirigen principalmente contra el "Pacto por el euro", acordado en una reunión del Congreso de la Unión Europea en marzo. En un comunicado señalan que, entre otros aspectos del pacto, los mecanismos de ayuda contra la crisis previstos por el Banco Central Europeo "lejos de solventar los problemas macro de la zona euro, los profundizan y hacen recaer el coste del ajuste sobre los países periféricos".

En más medio centenar de ciudades españolas se llevaron a cabo manifestaciones similares a lo largo de la tarde. También en algunas capitales de otros países, como Berlín, se convocaron concentraciones de este tipo.

DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda