1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Incertidumbre en Hong Kong tras ser rechazada la reforma electoral

El Parlamento de Hong Kong rechazó hoy la reforma electoral propuesta por China en un desafío a Pekín que paraliza por el momento el desarrollo político.

El Parlamento de Hong Kong rechazó la implantación del sufragio universal con restricciones para la elección del máximo mandatario de la excolonia británica, desafiando a China. La propuesta, avalada por el Gobierno de Pekín, no logró reunir la necesaria mayoría de dos tercios, equivalente a 47 votos de entre los 70 miembros del legislativo de Hong Kong durante la votación que tuvo lugar esta mañana.

La reforma planteaba la oportunidad de implantar, por primera vez, el sufragio universal en las próximas elecciones al gobierno de Hong Kong en 2017, aunque solo habría dos o tres candidatos que debían ser preseleccionados por un comité compuesto de 1.200 miembros afines en su mayoría al Gobierno de Pekín.

Vítores y abucheos

A la hora de la votación, y tras un intenso debate que comenzó ayer, más de treinta legisladores afines al gobierno abandonaron el hemiciclo, lo que motivó que sólo se emitieran 36 de los 70 votos: 8 a favor y 28 en contra. De todas formas, la propuesta habría sido rechazada igualmente si todos los legisladores hubieran estado presentes, ya que el bloque opuesto a la reforma impedía una mayoría favorable de dos tercios.

Tras conocerse el resultado, los parlamentarios demócratas desplegaron en el interior del hemiciclo una pancarta y paraguas amarillos, símbolo de la "revolución de los paraguas" que la propuesta de Pekín generó en los últimos meses del año pasado con la ocupación de calles y plazas durante varios meses. Fuera del edificio del Consejo Legislativo, fuertemente custodiado desde ayer por miles de policías, comenzaron a oirse gritos de vítores y abucheos de los cientos de manifestantes a favor y en contra de la propuesta.

El resultado supone una victoria un tanto amarga para los legisladores liberales y las agrupaciones democráticas, ya que hanrechazado un plan que permitía votar a todos los ciudadanos aunquepara ellos estaba lejos de una elección realmente libre.

La propuesta que hoy fue rechazada incluía ese plan para 2017 y ahora habrá que esperar al menos hasta 2022 para volver a iniciar el proceso según las directrices del Gobierno chino. Con un Parlamento más dividido que nunca, Hong Kong celebrará nuevos comicios en 2016 con elecciones a su Consejo Legislativo. Esa será la primera prueba política y social para comprobar los efectos que la votación de hoy ha dejado en la sociedad hongkonesa.

CP (efe, rtr)