1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Chile

Incendios forestales en Chile: estrategias para el combate de una tragedia

Múltiples factores explican los incendios que afectan una gran extensión de Chile. Experto del Centro Mundial de Monitoreo de Incendios, organización con sede en Alemania, analiza el fenómeno y da recomendaciones.

La violencia de los incendios forestales en Chile, los mayores de la historia del país según las autoridades, ha generado a la fecha un trágico saldo de 11 muertos –entre ellos dos policías y cuatro bomberos o brigadistas-, 1.103 viviendas destruidas, 3.810 damnificados y 400.000 hectáreas arrasadas por el fuego.

Junto al dolor, surgen críticas por el manejo de las autoridades y la eventual intencionalidad de algunos incendios, al tiempo que la comunidad internacional solidariza enviando personal y equipos. 592 brigadistas extranjeros han llegado al país, mientras que otros 32 están en camino.

El Centro Mundial de Monitoreo de Incendios (Global Fire Monitoring Center, GFMC) lleva un reporte diario con datos e imágenes. Esta organización del Instituto Max Planck de Química, con sede en la Universidad de Friburgo, provee un portal de documentación, información y monitoreo sobre incendios forestales y cuenta con una red internacional de trabajo y cooperación. Además realiza labores de investigación, alerta temprana y capacitación, como el curso intensivo para  organizaciones sudamericanas, efectuado en Uruguay el año pasado.

Lindon Pronto, experto del GFMC, conversó con DW sobre la catástrofe en Chile.

DW: ¿Por qué se han declarado en Chile incendios de tal magnitud?

Lindon Pronto: Se puede atribuir a las condiciones de sequía presentes desde hace varios años. La baja humedad en el suelo y la vegetación, y la muy baja humedad relativa del aire, combinadas con muy altas temperaturas, crean condiciones muy favorables para el fuego. Si se agrega alguna forma, usualmente humana, de ignición, ya sea intencional o accidental, el fuego crece rápida e intensamente. El viento es el principal factor que transporta el fuego y los fuertes vientos que se han presentado hacen muy difícil y a veces poco seguro el combate.

¿Por qué ha durado tanto y ha sido tan difícil el combate del fuego?

Con pequeñas a nulas variaciones en las condiciones del tiempo, multiples incendios al mismo tiempo y el rápido movimiento de los frentes, en algún momento los recursos simplemente son insuficientes. Además, cuando hay vidas o bienes en riesgo, los bomberos se enfocan en protegerlos, lo que ocasionalmente distrae o limita el control general e impide que sean más ofensivos en su combate. Una vez que se da este punto crítico de inflexión y se necesitan recursos externos, del ejército, la policía o ayuda internacional, aparece el desafío adicional de variados niveles de experiencia, estilos de comunicación, terminología y barreras lingüísticas, entre otros.

¿Cuánto se puede atribuir a la acción del ser humano?

Lindon Pronto

Lindon Pronto, experto del Centro Mundial de Monitoreo de Incendios, con sede en la Universidad de Friburgo, Alemania

Los medios han reportado incendios intencionales, pero las autoridades habrían descartado que se trate de actos terroristas. Habría 44 sospechosos actualmente detenidos, incluido un bombero. Un informe destaca que los incendios están particularmente afectando a plantaciones de pinos no nativos, lo que compromete sobre el 40% de las áreas quemadas y son extremadamente inflamables durante la sequía en curso. Otro reporte insinúa como negligencia de compañías eléctricas el mantener líneas y equipamiento que podría haber generado chispas en contacto con vegetación inflamable.

¿Qué ocurre en Argentina, la situación es similar a la chilena?

Argentina experimenta una situación muy similar, especialmente en lo referente a la sequía y otras condiciones meteorológicas que favorecen incendios. La diferencia es la escala de los eventos, donde Chile tiene una situación mucho más abrumadora y más atención internacional. La memoria del público, de quienes toman decisiones y de los medios es de corta vida. Nadie habla ya de la emergencia de incendios forestales que ocurrió en Perú en noviembre de 2016, hace apenas unas semanas.

¿Son éstos los peores incendios forestales en la historia de Chile?

Es difícil afirmarlo. ¿Cómo se define "peor”: por el area quemada, el número de personas heridas o muertas, la cantidad de daños económicos y de infraestructura? Se puede decir que es el peor episodio desde que comenzó la recolección de estadísticas de incendios forestales en Chile, en 1964.

¿Estaba Chile preparado para este desafío?

 En principio, Chile podría ser considerado número uno en manejo y extinción de incendios entre los países sudamericanos. Las autoridades de bomberos o brigadistas profesionales y muchas brigadas de voluntarios tienen tácticas y estrategias certeras y muy bien desarrolladas. Pero CONAF, la agencia responsable de manejar los incendios forestales, no está exenta de retos. A pesar de las competencias y la preparación de las instituciones chilenas, se puede decir que estaban claramente abrumadas por la magnitud del evento y necesitaron ayuda de la policía, ejército y asistencia internacional en no menor medida.

¿Reaccionaron a tiempo las instituciones o subestimaron el fuego?

Es una situación muy compleja y se deben tomar decisiones difíciles sin contar con la información completa o ser capaces de predecir el futuro. No es raro estar frente a dos o más incendios y contar sólo con brigadistas suficientes para atacar uno con eficacia. Quienes toman las decisiones deben dar prioridad a la acción y atacar el incendio que presenta la mayor amenaza en el momento. Puede ocurrir que un segundo o tercero repentinamente se salga de control y cause mayor daño que el primer fuego que era prioritario. Esto sucede, es lamentable, pero no es culpa de los que toman las decisiones ni de los bomberos.

¿Podrían empeorar los incendios en Chile en los próximos días?

Espero que la situación vaya mejorando, pero siempre está la posibilidad de que las condiciones empeoren, especialmente con la gran cantidad de alertas rojas de hoy. Si no hay nuevos incendios en los próximos días ni fuego en pueblos ni ciudades, podrían ser controlados, especialmente con la ayuda internacional. Pero hay que considerar que siempre hay un pequeño lapso de tiempo entre el momento en que los recursos llegan al país y éstos ya estén trabajando en la línea de fuego.

¿Cómo debería ser la prevención en países como Chile y otros sudamericanos?

No se puede controlar el clima, pero un monitoreo efectivo de éste y una estación de predicción, junto con el sistema de alerta temprana para la difusión de informaciones sobre los peligros de incendios violentos, podría movilizar recursos acordes y los ciudadanos podrían recibir información de advertencia. Es necesario contar con información sobre los  grados de peligro de los  incendios y funcionarios adecuadamente capacitados para manejar la situación.

¿Qué tan importante es la ayuda internacional en casos como el chileno?

Muy importante. En el caso actual de Chile, esta ayuda no sólo ha consistido en oficiales de alto nivel de manejo de incendios, sino también bomberos, ayuda financiera, equipos, aviones y más. Los aviones grandes, como el norteamericano Global Supertanker B-747 y el ruso II-76, o el brasileño C-130, están haciendo una gran diferencia. Los Equipos de Protección Civil de la Unión Europea e incluso un Equipo de la ONU también están ayudando junto con muchos países, algunos a través de donaciones o personal.

Ver el video 01:47

Chile combate el fuego con ayuda internacional

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema