1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Incendio de centro de refugiados en Turingia deja un muerto

No hay claridad sobre las causas del fuego. Los agentes hallaron el cadáver de un joven de 29 años de Eritrea cuando registraban el edificio tras el incendio.

Un incendio en un centro de acogida de refugiados en el estado federado de Turingia, en Alemania, dejó una persona muerta, según los primeros reportes entregados por la policía la noche de este lunes (05.10.2015). El fuego se registró en la ciudad de Saalfeld, al sur de Erfurt, donde una persona de 29 años procedente de Eritrea perdió la vida. Los agentes realizan las pericias para determinar la verdadera causa de muerte del refugiado.

Las primeras informaciones señalan que en horas de la tarde comenzó el fuego en una habitación del centro de acogida, ubicado en el barrio de Beulwitz. Una trabajadora social se dio cuenta de la presencia de humo, lo que permitió una rápida acción de los cuerpos de rescate, que sacaron del lugar a los otros ocupantes del edificio, de tres pisos. Funcionarios de la Oficina Criminal Estatal trabajan para determinar las causas del fuego, que siguen siendo un misterio.

Según la emisora MDR Turingia, fue en los trabajos realizados tras el control de las llamas que los funcionarios hallaron el cadáver, que en horas de la noche será sometido a una autopsia cuyos resultados se darán a conocer este martes. Las autoridades han sido cuidadosas en no atribuir intencionalidad al origen del fuego y esperar los resultados de las investigaciones que llevan adelante los especialistas.

Incendios intencionales en aumento

Alemania vive una verdadera crisis por la masiva llegada al país de refugiados de distintos países, quienes desean realizar una nueva vida en la principal potencia europea. Sin embargo, esto ha despertado también sentimientos xenófobos en grupos de extrema derecha, y los incendios intencionales de centros de refugiados, así como manifestaciones en contra de la política de asilo e incluso intentos de agresiones contra los recién llegados, se han tornado comunes en las últimas jornadas.

Por todo ello, la seguridad de los inmigrantes se ha convertido en un desafío para las autoridades alemanas. Según cifras de la Oficina Federal de Criminalidad (BKA, por sus siglas en alemán), hasta fines del mes de septiembre se registraban en el país más de 430 ataques contra centros de acogida de refugiados, más del doble de los ocurridos en todo el año 2014.

DZC (Reuters, dpa, AFP)