1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Inaugurada XVII Cumbre Iberoamericana en Santiago de Chile

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, inauguró este viernes 9 de noviembre de 2007 la reunión de presidentes de España y América Latina con un llamado a superar la inequidad regional, en especial la pobreza que azota a 52 millones de niños, de los cuales 30 millones padecen hambre.

La mandataria, anfitriona de la XVII Cumbre Iberoamericana, resaltó que es impostergable que los procesos de profundización democrática y bonanza económica se traduzcan en una mayor seguridad social 'de la cuna hasta la vejez'. Por lo mismo, enfatizó la importancia de 'garantizar acceso universal a los servicios básicos', a través de 'un enfoque de derechos' que incluya políticas específicas a favor de la igualdad de genero.

En América Latina, de hecho, existen 200 millones de pobres, de los cuales 80 millones padecen hambre, según cifras oficiales, que revelan que el porcentaje de pobres no disminuyó en la región en los últimos 25 años, previo a la crisis de la deuda externa. Por lo mismo, Bachelet instó a buscar 'desafíos compartidos', destacando los acuerdos a favor de la infancia. En esa línea anunció la creación de un fondo de ayuda a política para la infancia.

Finalmente, Bachelet pidió a los gobernantes redoblar esfuerzos para alcanzar lo antes posible los llamados Objetivos del Milenio, que buscan reducir la pobreza en la región antes de 2015. Los gobiernos de la región llegaron a la XVII Cumbre Iberoamericana de Chile con la misión de acercar al desarrollo a los 200 millones de pobres que pululan en Latinoamérica, de los cuales 30 millones son niños hambreados.

A diferencia de antaño, cuentan hoy con el mayor crecimiento económico desde 1960, una reducción de su deuda externa en 120.000 millones de dólares y una cercanía ideológica, que asoma como clave para impulsar la cooperación. Agencias