1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

II debate Rajoy-Zapatero: clara ventaja para Zapatero

El segundo y último debate entre Zapatero y Rajoy, los dos candidatos a la jefatura del gobierno español fue seguido con mucha, pero menor atención que el primero. La ventaja para el socialista fue clara.

default

Zapatero y Rajoy se dan la mano.

La terminología bélica invade la prensa española a medida que se acercan las elecciones. Del segundo debate televisivo entre el candidato a la jefatura del gobierno por el Partido Popular (PP) y el actual jefe de gobierno y candidato por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se hablaba como del combate. Lo reñido de los resultados según las encuestas da la clave de este caldeado ambiente, en que Mariano Rajoy podría perder, por segunda vez consecutiva, la posibilidad de llegar a la Moncloa.

Un millón menos

Quince años después del último debate televisado entre el entonces líder de la oposición, José María Aznar, y Felipe González, como jefe de gobierno, cuatro millones de espectadores siguieron el “duelo”. Una semana más tarde, un millón menos asistieron al segundo.

Si el 25 de febrero, la diferencia entre ambos oscilaba alrededor de los cuatro puntos a favor de Zapatero, en el del segundo la victoria fue para el jefe de gobierno. Que Zapatero lo había hecho bien, decían los analistas del primer debate explicando la mínima diferencia. El punto estuvo en la sorpresa: el señor Rajoy lo había hecho mejor –con más templanza y mesura- de lo que se esperaba. “La campaña electoral española está que arde”, dicen los corresponsales recalcando que ambos candidatos han endurecido sus discursos y en el segundo debate tiraron a matar.

Tirar a matar

Sacaron su artillería pesada: la participación del gobierno de Aznar en la invasión al Irak puso contra cuerdas a Rajoy. Si en el debate anterior, el líder del PP había arrinconado al líder socialista con el tema de inmigración, en este el tema había sido mejor preparado. En “Orden y control” insistió Mariano Rajoy, con esos dos elementos se debe enfrentar la inmigración.

Entonces, al arma con la que Rajoy hirió a su contrincante en el primer debate -la legalización masiva de 2004 para la cual había que presentar sólo un contrato de trabajo-, el actual jefe de gobierno opuso una más poderosa: según los datos presentados por Zapatero, para que un inmigrante se legalizara en tiempos del PP bastó el comprobante de compra de una bicicleta. Desde los casi nueve puntos de ventaja que otorga a Zapatero la del diario El Mundo, cercano al PP, a los casi 22 del sondeo de la televisión privada Cuatro, cercana a los socialistas. “Lo de anoche fue una goleada”, dice la prensa.

DW recomienda

Enlaces externos