Iguala: ″expediente abierto″ dos años después | América Latina | DW | 26.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Iguala: "expediente abierto" dos años después

La CNDH pide en un comunicado que no queden impunes los crímenes cometidos el 26 de septiembre de 2014. La Procuraduría mantiene varias líneas de investigación sobre el caso de los 43 estudiantes desaparecidos.

"La gravedad y relevancia de los hechos demandan su total esclarecimiento y que los responsables rindan cuenta de sus actos ante la ley y ante la sociedad", pide la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México a través de un comunicado difundido este domingo (25.09.2016). Cuando se cumplen dos años de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en Iguala, el organismo considera todavía el caso "un expediente abierto" que no debe quedar en la impunidad ni caer en el olvido.

La versión oficial, que declaraba que el 26 de septiembre de 2014 los estudiantes fueron detenidos por policías corruptos y entregados al cártel Guerreros Unidos, que los mató e incineró en un basurero, está siendo revisada. La Procuraduría emitió el sábado un comunicado en el que aseguraba que "con entera comprensión de la gravedad de esos hechos y de la importancia que reviste lograr justicia plena al respecto, se mantiene abierta la investigación para conocer a plenitud lo ocurrido con los jóvenes estudiantes".

Líneas de investigación alternativas

Entre las líneas de investigación que continúan abiertas se encuentran la de la posible participación de policías de Hutzuco, y no sólo de Iguala y Cocula. El análisis de las siete mil llamadas realizadas esa noche desde mil teléfonos en la zona arroja que los policías se comunicaron con varias personas todavía sin identificar que podrían estar involucradas. Además, los celulares de varios de los estudiantes desaparecidos continuaron activos, algunos durante días o incluso semanas después. Los lugares desde los que se siguieron activando han aportado nuevas pistas.

También se siguen buscando, con tecnología especial, posibles sitios de inhumaciones clandestinas. Ya se han identificado unos cuarenta lugares en los que podría haber restos enterrados. "Si bien las investigaciones de la Procuraduría General de la República muestran avances, aún no han arrojado resultados concluyentes. En particular, sigue sin determinarse el paradero de los normalistas de Ayotzinapa, prioridad y objetivo de la investigación", enfatiza el escrito de la CNDH mexicana.

LGC (EFE / dpa)

 

DW recomienda