1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

IAA: ¿Quién fabricará el coche del futuro?

Como competidores o como socios, fabricantes de automóviles y gigantes de internet dominan la edición de este año de la feria de Frankfurt IAA.

Google no tiene un stand oficial en la Feria del Automóvil de Frankfurt IAA. Pero todos los asistentes son conscientes de la importancia que tendrá en el futuro de la movilidad. Según el jefe de Google Alemania, Philipp Justus, “Google ni fabrica automóviles y ni lo tiene previsto”. Para el buscador, la clave está en establecer relaciones. Algo que ya ha conseguido, con una alianza con 35 fabricantes para implantar el sistema operativo Android en sus modelos de automóvil

La gran revolución

¿Qué significa eso para los fabricantes? ¿Se limitaran solo al hardware, carrocería o marchas, dejando el resto a Apple o Google? Ferdinand Dudenhöffer, experto de la Universidad de Duisburg-Essen, cree que es el comienzo de una revolución: “Cuando Daimler dice que esta abierto a cooperaciones y que BMW intercambia opiniones con Apple, será una gran revolución y los que no se adapten perderán el tren”, dice el experto.

Google: ¿auto del futuro?

Google: ¿auto del futuro?

Por ejemplo, Mercedes y Audi ya reaccionaron ante las nuevas tendencias, exhibiendo sus modelos autónomos o conectados en el Consumer Electronic Show de las Vegas. Ahora, estos modelos también están en Frankfurt, con un pabellón dedicado a la “Nueva Movilidad”. Y ahí es donde aparece el problema, cuando las estrellas ya no son las grandes marcas sino las soluciones informáticas.

¿Habrá conflicto entre Google y Apple y los fabricantes? Para Ulrich Hackenberg, director de desarrollo de Audi, no sería correcto. “Cooperamos porque nuestros clientes quieren esas conexiones en el vehículo. Hay campos en los que colaboramos y otros en los que trabajamos solos“, dice Hackenberg. “Nos tomamos en serio la competencia porque la digitalización es un tema clave”, dice Thomas Weber, jefe de desarrollo de Daimler. Pero para fabricar un coche al completo, hay que saber desarrollar todas sus características: confort, diseño, dinamismo, propulsión. Además, en cuanto al tema de la conexión, estamos bien equipados de cara al futuro”, continúa.

Eso explicaría por que Audi, BMW y Daimer compraron el sistema de navegación “Here” de Nokia por 2.500 millones de euros. La precisión de los mapas también será clave para la conducción autónoma. Pero… ¿bastará con eso? Actualmente, la movilidad no se limita solo a desplazamientos de A a B, sino a conceptos integrales para mega-urbes del mundo, donde uno podría imaginar grandes flotas de coches autónomos de Uber o Google. Para algunos entendidos, marcas que serían las nuevas referencias de la industria.

Ideas frescas

Tesla sería un ejemplo de que no se necesitan 100 años de experiencia como fabricante para tener éxito en el mercado. Llevan solo 12 años en el sector como pioneros del coche eléctrico y no solo saben de diseño, sino que traen nuevas ideas. “Liberaríamos las patentes para impulsarlas”, aclara Jochen Rudert, de Tesla Alemania: “No queremos querellarnos contra empresas que usen nuestras patentes para algo positivo. Nuestra misión es acelerar nuestra entrada en el mercado de la electromovildad por todos los medios”, aclara.

Nuevas ideas, nuevos jugadores, nuevas tecnologías… El hecho de que Google no quiera convertirse en fabricante quizá debería ser entendido como invitación y no como competencia. El buscador de Mountain View quiere otra cosa muy distinta, porque un coche conectado genera enormes cantidades de datos, y esa es precisamente la moneda de cambio en la época de internet.

DW recomienda