1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Huelga indefinida de maestros toma las calles colombianas

La huelga indefinida iniciada la semana pasada por más de 330.000 profesores de colegios públicos se tomó las calles de al menos ocho ciudades colombianas. El Gobierno condiciona las negociaciones al fin de la huelga.

Los sindicatos afiliados a la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) exigen mejroas salariales, un servicio de salud adecuado y la suspensión de un examen de calidad.

Los sindicatos afiliados a la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) exigen mejoras salariales, un servicio de salud adecuado y la suspensión de un examen de calidad.

La huelga de profesores mantiene sin clases a nueve millones de estudiantes. Los sindicatos afiliados a la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) exigen mejoras salariales, un servicio de salud adecuado y la suspensión de un examen que evalúa la calidad de los educadores y que, argumentan, se usa para frenar sus posibilidades de ascenso laboral.

DW recomienda

Gobierno: "Que vuelvan los niños a clase"

La marcha principal tuvo lugar en Bogotá donde desde temprano miles de profesores de la capital y de otras regiones del país se reunieron para caminar hacia el Ministerio de Educación, con banderas de Colombia, globos blancos, camisas de la selección de fútbol y pancartas de colegios públicos en los que trabajan. A la marcha en Bogotá se sumaron estudiantes con pancartas en las que se leía "Yo apoyo a mis profes" y "El maestro en paro también está educando".

El Ministerio de Educación los recibió con un cartel extendido en su fachada que decía "Que vuelvan los niños a clase", una petición hecha por la titular de esa cartera, Gina Parody, y por el propio presidente colombiano, Juan Manuel Santos. "Lo que yo pido encarecidamente es que no afecten a los niños. Los niños no tienen por qué estar pagando los platos rotos de estas protestas", dijo el jefe de Estado en su programa semanal Agenda Colombia, en el que subrayó que "este Gobierno dialoga y respeta la protesta".

Fecode: "falta voluntad política del Gobierno"

Por su parte, la ministra de Educación, Gina Parody, señaló que está dispuesta a restablecer el diálogo con la Fecode, aunque condicionó eso al levantamiento de la huelga. Pero el presidente de la Fecode, Luis Grubert, culpó al gobierno de "falta de voluntad política" para satisfacer las demandas del sindicato y dijo que los maestros mantendrán indefinidamente el cese de actividades. "Se necesita trato digno, somos los profesionales peor pagos al servicio del Estado", se quejó.

También se manifestaron miles de docentes en otras ciudades, como Cali; en Florencia, capital del sureño departamento del Caquetá; en Pereira, capital de Risaralda; en Popayán, capital del Cauca; en ciudades de la costa atlántica, como Barranquilla y Cartagena, así como en Medellín.

Ministra: "no sabemos qué quieren"

Las conversaciones entre el sindicato y el gobierno empezaron en febrero y avanzaron hasta un ofrecimiento del Ministerio de Educación para hacer un aumento salarial de diez por ciento, que los profesores no aceptaron porque fue condicionado a una reforma que debe aprobar el Congreso. El gobierno ha insistido en que no puede hacer inversiones en el sector de la educación de la magnitud pedida por los maestros por impedimentos fiscales.

El Gobierno había aceptado otras exigencias de Fecode, pero Parody aseguró ahora que el gobierno retira todas las propuestas que planteó durante las negociaciones: "Ni un aumento del diez por ciento, ni quitar la evaluación escrita, ni una bonificación a quienes están en su último año de servicio, ni brindar acompañamiento para tener un mejor servicio de salud les sirvió. Realmente no sabemos qué quieren entonces, pero lo que sí es claro es que todas estas propuestas que les hicimos a Fecode las retiramos de la mesa de negociación", dijo la ministra cuando comenzó la huelga.