1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

HRW: “política del miedo” amenaza los DD. HH.

Al presentar su informe anual, Human Rights Watch (HRW) advirtió que la “política del miedo” implementada por ciertos Estados europeos en nombre de la seguridad nacional constituye un peligro para los derechos humanos.

Kenneth Roth, director de la organización defensora de derechos humanos Human Rights Watch (HRW).

Kenneth Roth, director de la organización defensora de derechos humanos Human Rights Watch (HRW).

Al presentar su informe anual este miércoles (27.1.2016), la organización defensora de derechos humanos Human Rights Watch (HRW), que tiene su sede principal en Nueva York, advirtió que las “políticas del miedo” implementadas por ciertos Estados europeos en nombre de la seguridad nacional para hacerle frente a fenómenos como el terrorismo o la llegada de refugiados a sus territorios constituyen un peligro nada desestimable para los derechos humanos.

“Este retroceso amenaza los derechos de todas las personas, sin que se haya demostrado ningún efecto a la hora de proteger a la gente”, señaló el director de HRW, Kenneth Roth, durante la presentación del reporte anual en Estambul. Roth agregó que convertir en blanco de sospecha general a los musulmanes o a los inmigrantes y solicitantes de asilo provenientes del Cercano y Medio Oriente, por temor a que puedan ser sujetos radicalizados, reduce en lugar de aumentar el grado de seguridad de las sociedades europeas.

A juicio de Roth, responsabilizar a un colectivo de millones y millones de personas por los actos de violencia cometidos por unos pocos refuerza la segregación y la animadversión que luego aprovechan organizaciones como el autoproclamado Estado Islámico (EI). “Si tú fueras del EI y quisieras reclutar a seguidores, lo que
harías es fomentar la islamofobia”, aseguró el jefe de HRW, llamando la atención hacia el hecho de que prácticamente todos los responsables de atentados yihadistas en Europa son europeos.

Se trata de “personas que se han criado en Europa, pero sienten que no se les acepta, que no se les deja formar parte” de la sociedad europea, en términos académicos y laborales, pero también desde otras perspectivas. Según Roth, no tiene sentido aumentar la vigilancia electrónica o la recolección masiva de datos de los ciudadanos, como ahora planean hacer muchos Gobiernos, creyendo que “con más información conseguirán resolver la cuestión del terrorismo”.

La gran mayoría de los terroristas que cometieron atentados ya estaban fichados por la policía, observa el director de HRW. “No faltaba información, sino la capacidad para actuar en consecuencia”, subrayó Roth, criticando también la compulsión con que se atiza el miedo a los refugiados; un rasgo que parece dominar
el discurso público europeo. Para desactivar este miedo y a la vez poner fin a las muertes en el Mar Egeo, dijo el experto en derechos humanos, Europa debe ofrecer vías seguras de entrada a los refugiados.

Eso permitiría controlar mejor las identidades y también diferenciar entre los solicitantes de asilo y los inmigrantes, que están sujetos a una legislación distinta. Un flujo controlado, con aceptación de contingentes ya en Jordania y Líbano, también facilitaría repartir la carga, en lugar de dejar, como ahora, que cada país se enfrente en solitario a lo que llegue a sus fronteras. Roth señaló que la ayuda de 3.000 millones de euros que Bruselas ha prometido a Turquía para reducir la presión migratoria sobre Europa puede ser beneficiosa si este dinero se emplea para facilitar la vida de los refugiados en el país eurasiático.

ERC ( EFE / AFP )

DW recomienda