1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Hospitalizado el jefe de las FARC

Según medios colombianos, el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, fue hospitalizado este 2 de julio en la Clínica Cooperativa de Villavicencio, capital del departamento de Meta, por una posible afección cardíaca.

Varios medios colombianos, entre ellos la cadena de radio Caracol, informaron este domingo (2.7.2017) que el jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), había sido hospitalizado por una posible afección cardíaca. Londoño fue internado en la Clínica Cooperativa de Villavicencio, capital del departamento de Meta, tras sentir "fuertes dolores en el pecho, una sensación fuerte de mareo y un latido rápido en su corazón”. Se instaló un anillo de seguridad en torno al centro sanitario para proteger al exguerrillero.

Londoño, quien durante su vida como guerrillero usó los alias de "Timochenko” y "Timoleón Jiménez”, sufrió problemas cardíacos en 2015, en pleno proceso de paz con el Estado colombiano, por lo que fue sometido a una cirugía en Cuba. En esa ocasión sufrió un paro cardiorrespiratorio que obligó a los médicos a reanimarlo con choques eléctricos. Esa noticia se hizo pública apenas en marzo pasado. En una entrevista que concedió al diario El Espectador el pasado miércoles (28.6.2017), Londoño respondió a una pregunta sobre su estado de salud alegando que se sentía bien.

"La maquinaria, un poco desgastada, se reciente a veces en estos agites, pero vamos bien”, dijo entre risas el jefe del que fue el principal grupo guerrillero en Colombia. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, firmó con Londoño el acuerdo de paz en noviembre de 2016. Los casi 7.000 miembros de las FARC están concentrados en 26 sectores del país desde febrero de 2017 y el martes pasado (27.7.2017) terminaron el proceso de entrega de las armas a las Naciones Unidas. En la misma entrevista a El Espectador, Londoño manifestó que siente alivio tras el desarme.

"Para mí, como revolucionario, el arma es simplemente un instrumento que me acompañó durante muchos años. En las FARC no somos unos enamorados de las armas. Amamos nuestras ideas y nuestra causa, y si podemos seguir nuestras ideas sin ellas, mucho mejor. No siento nostalgia por dejar las armas”, dijo Londoño. El colombiano de 58 años es el máximo líder de las FARC desde 2011, cuando reemplazó a Guillermo Sáenz, alias "Alfonso Cano”, quien murió en un bombardeo de la Fuerza Aérea.

ERC ( dpa / EFE )

DW recomienda