1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

“Honestidad, sinceridad y humildad”

Respecto a la pérdida del título de Doctor de Guttenberg, los editoriales europeos comentan hoy las incoherencias en su gestión y le recomiendan hacer una pausa. También Libia sigue siendo tema de análisis en la prensa.

default

Karl-Theodor zu Guttenberg, ministro de Defensa alemán.

Neue Osnabrücker Zeitung, de Osnabrück: “Primero, Guttenberg rechazó la crítica como absurda. Luego renunció de forma transitoria al título de Doctor, para al final perderlo. A ésto se suman las incoherencias en su gestión. En un primer momento describió el bombardeo funesto a un camión secuestrado en Afganistán como apropiado. Luego se retractó. Inicialmente, adviritó a la opinión pública sobre una precondena al comandante del ‘Gorch-Fock’, para luego suspenderlo sin la debida comparecencia. Con todo ésto sólo se llega a una conclusión: Guttenberg carece de honestidad, sinceridad y humildad. Por ello, una pausa en la política sería apropiada.”

Es tiempo de volver al tema de seguridad

Weser Kurier, de Bremen: “Durante una semana entera la clase política, el sector académico y una sociedad irritada discutieron en Alemania hasta el agotamiento sobre las deficientes pruebas de las fuentes citadas en la tesis doctoral de un político joven, que actualmente es el ministro de Defensa de ese país. Quizás ahora se puede volver a discutir poco a poco, pero seriamente, sobre la política de seguridad de Alemania.”

Libios, en todo el derecho de recuperar su dignidad

Der Standard, de Viena: “Si el hijo de Gaddafi, Saif al-Islam, -que ya perdió el atractivo del humanismo ilustrado que tanto agradaba a sus amigos por este lado- advierte de una ‘guerra civil’, ésta no es más que una amenaza de que los restos del régimen quieren infundar el terror hasta el último momento. De ésto también forma parte la teoría de conspiración, de que el Occidente haya tramado la sublevación en Libia para destrozar al país y apoderarse del petróleo. Pero los teóricos de la conspiración no concluyen que esta afirmación sea más imperialista y racista que todo lo que se le pudiera ocurrir a Occidente, como la ‘ocupación de Libia a través de la OTAN’ -como advierte Fidel Castro-. Ellos niegan que los libios y libias tengan todo el derecho y también la propia voluntad de recuperar su dignidad a través de la supresión de un régimen indigno.”

¿Cómo contribuir a la caída del régimen en Libia?

de Volkskrant, de Amsterdam: “Sólo la OTAN podría apretar sus puños en esta situación. Pero para ello tendría que asegurar primero un mandato de la ONU y el apoyo -al menos simbólico- de la Liga Árabe y/o de la Unión Africana. Sin embargo, hay grandes obstáculos. Los dos vecinos importantes, Egipto y Túnez, están ocupados con sus propios problemas. Lo máximo que se podría llevar a cabo es establecer una zona de no vuelo (‘No-Fly-Zone’) sobre el territorio de Libia. Esta acción le dificultaría al Gobierno de Trípoli el disparo desde el aire a los enemigos del régimen. Ésto es, empero, un tema delicado... Sería deseable que fuera diferente, pero bajo las circunstancias actuales el mundo apenas puede contribuir a la caída del dictador enloquecido desde la segunda fila.”

CMW / dpa

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda