1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Hollman Morris: un periodista como centro de la noticia

Nuremberg otorga el Premio Internacional de los Derechos Humanos 2011 al colombiano Hollman Morris. Las dificultades de su labor profesional en Colombia son ejemplo del dilema del periodismo en un país en conflicto.

Hollman Morris: Premio Internacional Derechos Humanos de Nuremberg 2011.

Hollman Morris: Premio Internacional Derechos Humanos de Nuremberg 2011.

“El periodista latinoamericano Hollman Morris muestra con admirable valor y alto riesgo personal el conflicto armado colombiano, dándoles a las víctimas una voz”. Esto lo hace merecedor, según el jurado, al Premio Internacional de Derechos Humanos 2011 que la ciudad alemana de Nuremberg le otorga este 25 de septiembre. Un premio bienal dotado con 15.000 euros.

“El trabajo periodístico del colombiano Hollman Morris contribuye a que horribles violaciones de los derechos humanos no queden impunes”, dice a Deutsche Welle Martina Mittenhuber, directora de la oficina para Derechos Humanos de Nuremberg. Según Mittenhuber, “Nuremberg enfoca este año la atención en el derecho a la libertad de prensa y opinión que, como lo demuestra el debate sobre los nuevos medios, es uno de los derechos humanos que está en mayor riesgo actualmente”.

FARC Rebellen in Kolumbien Flash-Galerie

Guerrilla de las FARC.

Nuremberg lanza así una mirada hacia América Latina y la precaria situación social en Colombia, en donde los actores del conflicto armado, narco-guerrilla y narco-paramilitares, pero también las fuerzas del Estado “son responsables de violaciones sistemáticas de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario”. Nuremberg también tiene en mente a las personas que aún los grupos terroristas FARC y ELN mantienen secuestradas, algunas desde hace más de 10 años.

Admirados y controvertidos

Sólo otro latinoamericano ha sido premiado por Nuremberg: el obispo mexicano Samuel Ruiz García (1922-2011), “luchador por los derechos de los indígenas” en Chiapas.

El énfasis del trabajo periodístico de Hollman Morris, según dijo el galardonado a Deutsche Welle, está en “la denuncia de las violaciones de los derechos humanos, la promoción de éstos y la democracia”. El Premio de Nuremberg es considerado por Morris “un reconocimiento a los defensores de los derechos humanos en Colombia y a las víctimas de la deslegitimación sufrida bajo el anterior Gobierno (Uribe)”.

Kolumbien Paramilitärs GTZ Flash-Galerie

Expertos de ProFis excavan restos de víctimas del paramilitarismo en la selva colombiana.

Con su programa de televisión “Contravía”, en el que se presentan casos de violaciones de los derechos humanos, Hollman Morris gana tanto adeptos como enemigos. “Contravía descubre las noticias que no salen en los noticieros comerciales”, dice un grupo de apoyo en Facebook. Pero mientras Nuremberg alaba igualmente su “independencia”, otros en Colombia siguen considerándolo un “instrumento de las FARC”.

¿Quién tiene la verdad?

Hay varios casos de supuestos pagos de Morris a presuntas víctimas de las fuerzas del Estado para que contaran una versión falsa, como lo narra a Deutsche Welle el ex comandante guerrillero Felipe Salazar. Pero talvez el caso que más ha puesto a dudar de su ética fue su actuación durante la liberación de un grupo de secuestrados de las FARC en 2009, que casi frustra su puesta en libertad. Las víctimas, una vez en libertad, dijeron que “las FARC los obligaron a dar declaraciones a Morris basadas en un libreto prefabricado y que los chantajearon con que si no decían lo que los guerrilleros pedían, no serían liberados”, como cita la revista Semana.

En la mira de todos los frentes

Flash-Galerie Dokumentarfilm Impunity

Una víctima del conflicto armado en Colombia. Imagen de "Impunidad".

El Gobierno de Álvaro Uribe acusó entonces a Morris de servir a la manipulación publicitaria de las FARC. Si bien el periodista se quejó de “obstaculización de la libertad de informar en la realización de un documental”, las declaraciones del entonces vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, alimentaron las dudas: “Morris cuenta con medidas cautelares solicitadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a pesar de alegar riesgo extraordinario para su vida, se sometió a riesgo extremo, sin informar al Estado del cual demanda protección”. Una corte falló a favor de Hollman Morris.

Pero quizá reconcilie a adeptos y detractores de Morris su último trabajo periodístico, el documental televisivo Impunidad que fue estrenado en alemán y francés este 16 de septiembre por el canal franco-alemán Arte. Impunidad, realizado con el también periodista Juan José Lozano, narra el proceso judicial tras la desmovilización de grupos paramilitares acusados del asesinato de miles de personas en Colombia, el trasfondo de su fundación, los intereses político-económicos y el riesgo de que muchos nunca paguen por sus crímenes.

Flash-Galerie Dokumentarfilm Impunity

Sesión de interrogatorio de un paramilitar dentro del programa Justicia y Paz. Imagen de "Impunidad".

A pesar de que aún el ejercicio del periodismo independiente en Colombia está lejos de ser realmente libre y ausente de riesgos, para Morris, como para los demás periodistas, las cosas están cambiando. Hollman Morris resalta las primeras palabras de Germán Vargas Lleras, ministro del Interior, tras la investidura en 2010 del actual presidente, Juan Manuel Santos: “En Colombia ha quedado restablecida la institucionalidad”.

Autor: José Ospina-Valencia

Editor: Enrique López

DW recomienda