Hollande y Merkel quieren presidente para la eurozona | Europa | DW | 30.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Hollande y Merkel quieren presidente para la eurozona

Los jefes de Estado se reunieron en París, donde el mandatario francés volvió a criticar a la Comisión Europea.

Hollande y Merkel en el Louvre.

Hollande y Merkel en el Louvre.

En la esperada reunión entre el presidente francés François Hollande y la canciller alemana Angela Merkel, ambos jefes de Gobierno mostraron este jueves (30.05.2013) su disposición a alcanzar acuerdos que supongan mejorías para la situación económica de la Unión Europea. Un primer paso sería la decisión de plantear la posibilidad de dotar de un presidente al eurogrupo.

“Estamos de acuerdo en que debería haber más cumbres europeas con un presidente a tiempo completo para el eurogrupo”, dijo Hollande, mientras que Merkel aseguró que se hizo una “propuesta cualitativa” en ese sentido. Actualmente el presidente del eurogrupo es el holandés Jeroen Dijsselbloem, quien también es ministro de su país. Merkel y Hollande quieren a alguien con dedicación completa.

Esto, pues para Merkel “hay muchos problemas. Tenemos que actuar rápido, necesitamos nuevos caminos y medios”. Y para ello se requiere mayor coordinación, aseguró la autoridad alemana. “No es una época normal en Europa. Está en juego si seguimos siendo competitivos en el futuro", agregó.

Hollande reiteró malestar con Comisión

En una señal de unidad de cara a la UE, Merkel y Hollande se reunieron de forma inédita para preparar de forma bilateral una cumbre europea. “Siempre es lo mismo cuando se habla de Alemania y Francia. Se cree que no estamos de acuerdo”, dijo Merkel, quien añadió que la mayoría de las veces sí lo están. Incluso visitaron juntos el Louvre.

Uno de los temas polémicos de la jornada fueron las críticas de Hollande a los pedidos que realizó la Comisión Europea de medidas para mejorar la economía francesa. Hollande reaccionó con malestar el miércoles y este jueves mantuvo su postura tras reunirse con Merkel, aunque se comprometió a realizar las reformas necesarias. Sin embargo, matizó que la forma de sacarlas adelante depende de París, no de la Comisión Europea.

“Los detalles, procesos y modos de avanzar al respecto son responsabilidad del Gobierno y del Estado, de otro modo no habría soberanía nacional", dijo el líder francés. “Debe haber soberanía sobre la implementación. La Comisión hace recomendaciones, no dice en lugar de un estado miembro qué debe hacer”, sostuvo.

DZC (Reuters, dpa)

DW recomienda