1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Holanda es más que tulipanes y tomates

El populista de extrema derecha Geert Wilders se ha vuelto muy popular en Holanda en la campaña para las elecciones de este miércoles. ¿Por qué? La culpable no es la economía, puesto que marcha muy bien.

Tulipanes en Keukenhof, Holanda

Tulipanes en Keukenhof, Holanda

En Holanda, uno de los miembros fundadores de la Unión Europea, el partido del populista Geert Wilders podría convertirse en la fracción más fuerte en el parlamento. Encuestas del 15 de marzo le pronostican a su Partido por la Libertad (PVV) un 20%. Wilders aboga por una salida de la UE. La economía está en auge, entre otras cosas, gracias a las fuertes exportaciones a otros países de la Unión Europea.

Trasfondo: Elecciones en Holanda bajo la sombra de Turquía

Análisis: Unión Europea, ¿juntos contra Erdogan?

Con un 2,1%, la economía holandesa obtuvo el más fuerte crecimiento en los últimos nueve años, según la Oficina Nacional de Estadísticas, con sede en La Haya. Los consumidores aumentaron su capacidad de compra, las exportaciones aumentaron y el desempleo se redujo de 5.8 a 5.5%.

Gracias a la baja inflación, los holandeses pueden disfrutar más los últimos aumentos salariales sustanciales. "Esto se refleja en una mayor satisfacción y confianza del consumidor", dicen economistas del Banco Hessen-Thüringen (Helaba).

¿Qué es lo que hace la economía holandesa  tan fuerte?

"Holanda no solo produce tulipanes y tomates”, apunta Carsten Brzeski, economista jefe del grupo bancario ING-Diba. "Holanda es líder en nuevas tecnologías y digitalización y su sector químico es una industria importante”, agrega. Además, "Holanda es una economía muy abierta, con puertos como el de Rotterdam que es uno de los más importantes del mundo en el transporte y distribución de mercancía”, explica Helaba. 

La economía del quinto mayor estado miembro de la zona euro es ampliamente diversificada y cuenta con una sólida base de una fuerte demanda interna", escriben los expertos Helaba.

Holanda, un país exportador

La exportación de bienes y servicios contribuye a más del 30% del producto interno bruto de Holanda. Con un volumen de casi 13 millones de euros en 2015, las estrellas de la exportación no son ni los tulipanes ni los tomates ni el queso Gouda, sino máquinas. El segundo lugar de las exportaciones lo ocupa el gas. Los Países Bajos se han beneficiado de las reservas de gas natural frente a sus costas. Ahora sí, el tercer lugar lo ocupan las plantas y los bulbos de tulipanes.

Entre los diez primeros productos de exportación están la carne, los lácteos, las verduras y las papas. De acuerdo a la Oficina de Estadísticas de Alemania, Holanda es, después de Alemania, el segundo mayor exportador de la Unión Europea. Y la mayor parte de sus productos son comprados por los demás países de la Unión. "Siendo Alemania el mayor cliente y socio comercial de Holanda”, dice el economista de ING-Diba Brzeski. Holanda es por su parte, el segundo mayor proveedor de Alemania.  Los Países Bajos son, después de EE. UU., Francia y Gran Bretaña, el cuarto mayor mercado para las empresas alemanas de exportación.

"Así que un aislamiento o la salida de la UE, como lo propone el ultraderechista Wilders, serían un suicidio para la economía holandesa, porque este país depende del comercio con Europa”, concluye Brzeski.

Una salida de la UE se considera poco probable: "En este momento la Constitución holandesa no permite un referéndum sobre el euro o la membresía en la UE, dado que la Constitución tendría que ser reformada, con una mayoría de dos tercios en el Parlamento".

Friederike Marx / Jörn Bender  (jov)

DW recomienda