1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Heridos evacuados de Siria llegan al Líbano

El traslado fue posible gracias a un acuerdo entre los rebeldes y el gobierno sirio. Las treguas locales son un plan impulsado por la ONU para allanar el camino a la paz.

Cerca de 500 combatientes y civiles que fueron evacuados este lunes (28.12.2015) de la ciudad siria de Zabadani llegaron al Líbano a través del paso fronterizo de Masnaa, y se dirigieron de inmediato al aeropuerto de Beirut para viajar a Turquía, según reportes de la prensa local. El acuerdo que permitió el traslado fue alcanzado por los rebeldes y el gobierno de Siria, bajo el auspicio de Naciones Unidas, la Media Luna Roja de Siria y el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Se trata de combatientes y civiles, muchos de ellos heridos, que abandonaron la asediada localidad de Al Zabadani, bajo control rebelde pero totalmente rodeada por las fuerzas del Ejército de Siria. Los heridos cruzaron la frontera a bordo de ambulancias y en territorio libanés fueron acogidos por una muchedumbre que, al paso del convoy, coreó “Allahu Akbar” (Alá es el más grande), según imágenes difundidas por las televisiones.

El director del hospital de campaña de Zabadani, Omar Burhan, dijo a la agencia de noticias EFE que un total de 123 heridos y sus acompañantes abandonaron esta mañana la localidad en ocho autobuses. El responsable sanitario destacó que los evacuados son heridos por los bombardeos y los enfrentamientos, y enfermos entre los que hay casos de poliomielitis.

Treguas locales

El traslado de estas personas fue posible gracias a un acuerdo que tiene como finalidad pacificar Al Zabadani y los pueblos de mayoría chiita de Fua y Kefraya, en la provincia septentrional de Idleb. El trato permitía a los combatientes del grupo islamista Ahrar al Sham y otras facciones insurgentes locales que estaban refugiadas en Zabadani desde hace meses abandonar el lugar por una vía segura con destino a Turquía.

Trabajadores y rebeldes ayudaron a transportar a varios jóvenes en sillas de ruedas y subirlos en ambulancias en una plaza de Zabadani, dijo un testigo a Reuters. La ciudad, alguna vez popular entre turistas, era uno de los últimos bastiones de los insurgentes junto a la frontera. Naciones Unidas y gobiernos de otros países han estado intentando sellar treguas localizadas y acuerdos de corredores humanitarios en antelación a un pacto más amplio que permita poner fin a la guerra civil de cinco años en Siria.

DZC (EFE, Reuters)


DW recomienda