Heridos de bala en las marchas opositoras | América Latina | DW | 17.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Heridos de bala en las marchas opositoras

La oposición venezolana denunció acciones violentas contra unas manifestaciones a favor del revocatorio contra Maduro menos concurridas que las protestas precedentes.

Venezuela Proteste gegen Maduro in Caracas

Momento de la concentración en Caracas.

"Cualquier evento de calle, si el elemento de comparación es la marcha del 1 de septiembre, seguramente se va a quedar pequeño", reconoció el presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Henry Ramos. Sin embargo, añadió, "en todo caso, todas estas manifestaciones son muy importantes, porque todas son pacíficas y democráticas, para lograr un derecho constitucional".

El secretario ejecutivo de la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, informó de dos heridos de bala en la región andina de Trujillo por un ataque de grupos armados contra la marcha, y en los estados occidentales de Zulia y Portuguesa la policía detuvo a varios manifestantes. Torrealba señaló que la alcaldía de la capital de Trujillo, Valera, fue atacada por un grupo armado, y advirtió que se trata de "un problema de violencia enfermiza" por parte de grupos afines al oficialismo. "Un gobierno sin pueblo y sin apoyo internacional está recurriendo a la violencia atacando a los ciudadanos", aseveró.

Asimismo, pidió un pronunciamiento de la Organización de los Estados Americanos sobre lo ocurrido en Trujillo y Zulia por la "conducta incalificable" del Gobierno. Torrealba presentó un balance de la jornada de protesta, en la cual la oposición salió a la calle al sonido de las cacerolas para pedir que se agilice el proceso para activar un referéndum contra Maduro. Afirmó que la jornada, bautizada como la "cumbre del pueblo", en respuesta a la cumbre del Movimiento de Países No Alineados que Maduro inaugura mañana en la isla Margarita, fue todo un éxito a pesar de los incidentes aislados. "Nuevamente el pueblo de Venezuela demostró que quiere el referéndum revocatorio en el 2016", señaló.

Retraso en el pronunciamiento del Consejo Electoral

En Caracas, varios miles de opositores apenas pudieron marchar debido al cordón policial desplegado para evitar que llegaran a la céntrica avenida Libertador, lugar de concentración. Torrealba dijo que el Consejo Nacional Electoral (CNE) se negó a responder hoy viernes a los reclamos por el referéndum, pues defirió para el lunes un pronunciamiento sobre la fecha para recolectar las firmas de electores del 20 por ciento del padrón electoral, o casi cuatro millones, que activarán la consulta.

El CNE suspendió las actividades en sus oficinas regionales ante el anuncio de las manifestaciones opositoras. "El poder electoral reitera que no acepta presiones", zanjó el organismo, que según la oposición está haciendo todo lo posible para demorar la consulta. "De no haber pronunciación el lunes, nos estaremos movilizando para seguir exigiendo la fecha de la recolección de las firmas. Nosotros exhortamos a que se debe dar una respuesta, tal como establece la Constitución", agregó.

Venezuela Demonstration für Maduro in Porlamar

Manifestación pro-Maduro en Porlamar, cerca de donde se celebra la cumbre de los países no alineados.

Manifestaciones a favor de Maduro

El oficialismo también realizó varias marchas en favor del Gobierno en vías cercanas a la movilización de la oposición, principalmente frente a la sede principal de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), en la avenida Libertador. "Yo soy revolucionaria, y siempre lo seré", decía Martha Rojas, de 44 años, una trabajadora pública que estaba en la concentración del chavismo vestida de rojo, los colores que caracterizan al oficialismo venezolano. Sin embargo, a pesar de mantener un núcleo de fieles seguidores, las principales encuestas privadas indican que el chavismo perdería en caso de realizarse un referendo revocatorio.

"La situación del país ha llegado a los extremos. Estoy harta de hacer colas, no consigo alimentos ni medicinas", decía por el contrario Edemira Flores, un ama de casa de 59 años, con un cártel con la inscripción "#YoRevoco".

LGC (dpa / Reuters)


DW recomienda