“Hecho en China”, casi tan rentable como en Alemania | Economía | DW | 22.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

“Hecho en China”, casi tan rentable como en Alemania

Más máquinas, menos operarios. La empresa alemana Fackelmann despidió en China a cientos de trabajadores, para ahorrar costos. Entretanto, la producción en Alemania vuelve a rentarse.

Productos Fackelmann para la cocina.

Productos Fackelmann para la cocina.

Desde hace 20 años los consorcios alemanes han trasladado buena parte de su producción a China. ¿Qué buscaban? Bajos salarios que permitieran producir más barato para los mercados globales. Pero también en China los salarios han subido. “Una situación similar a la que vivió Alemania en los años 50 y 60”, reconoce

Robert van Loosen, director de mercadeo del fabricante de máquinas Fackelmann.

Además, gracias a la creciente industrialización hay cada vez más máquinas que son más eficientes que los humanos. Por eso se necesita mucho menos personal en China. “Antes se necesitaban 3 personas por máquina. Hoy una sola persona opera 3 máquinas”, describe Loose la situación.

Occidentales en desventaja

La firma Fackelmann produce desde el año 2000 en China. Muchas empresas no saben enfrentar los cambios de las condiciones en China y deben decidir si invierten más o se retiran del mercado. “Algunas empresas no han entendido que los socios deben tratarse de igual a igual”, dice a DW la asesora Therese Geulen, de Bonn, quien destaca que “los socios chinos han elevado su autoestima y que las autoridades prefieren a sus nacionales”.

Operarias de una fábrica de textiles en Huaibei, China.

Operarias de una fábrica de textiles en Huaibei, China.

Fackelmann, por su parte, ha decidido quedarse en China e invertir más. El mercado chino está pasando de ser una mera plaza de producción a convertirse en un mercado de consumo. Los chinos consumen productos de empresas extranjeras, pero producidos en China. Fackelmann fabrica desde palillos dentales hasta matamoscas.

En efecto, "China es cada vez menos atractiva para ahorrar costos de producción”, dice a DW Christoph Zanker, del Instituto Fraunhofer para la investigación de Sistemas e Innovación (ISI), con sede en Karlsruhe. Loose lo confirma: “Ahora vendemos nuestros productos en la misma China”.

Pero China también es importante como centro de producción y venta para toda la región del sureste asiático. “Todo fabricante de autos tiene en China plantas de producción para los mercados de la región”, confirma Christoph Zanker. Por esta razón se están quedando muchas empresas europeas en el Reino del Centro.

Si bien no hay una “ola” de firmas que estén regresando a Alemania, lo cierto es que hoy las empresas alemanas son más cautelosas a la hora de trasladar sus plantas de producción al extranjero.

Matamoscas al instante

“También en Alemania se puede producir a costos similares a los de China”, asegura Robert van Loosen, jefe de mercadotencia de Fackelmann. Eso, gracias a que “tanto colgadores adhesivos como desagües son fabricados en su totalidad por máquinas que los arrojan listos para usar”, punta Loosen.

Para Fackelmann es muy importante que los productos que vende sean fabricados en un lugar más cercano a los consumidores. Un cliente en Alemania no puede siempre esperar a que un pedido de matamoscas sea transportado durante semanas desde el Pacífico sur hasta Hamburgo. Esta es otra ventaja de producir en Europa.

DW recomienda