1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

"Hay que poner fin a las bravatas militares"

Desde la anexión de Crimea por parte de Rusia aumentan las tensiones entre esta y la OTAN. EL director de la Conferencia de Seguridad de Múnich, Wolfgang Ischinger, llama a la calma, en entrevista con la emisora DLF.

DLF: Moscú amenaza con incrementar su arsenal nuclear, como reacción a la posibilidad de que Estados Unidos traslade armas pesadas a Europa del Este. ¿Cuán inquietante le parece eso?

Wolfgang Ischinger: Yo les aconsejo a ambas partes del desarme y no el rearme, tanto en lo retórico como en los hechos. Lo que estamos viendo, y no solo desde ayer, son bravatas militares de diversa índole -no solo de parte rusa- que son peligrosos y deben acabar de inmediato. Sería mucho mejor que la OTAN ofreciera a Rusia poner fin a tales bravatas de ambas partes; por ejemplo, que se suspendieran los sobrevuelos de naves sin transpondedores, que no aparecen en los radares, a que al menos se acordara reducirlos sustancialmente para que no se produzcan accidentes, malos entendidos, ni escaladas políticas y militares.

¿Hará la OTAN semejante propuesta?

Hace pocos días tuve ocasión de hablar con el secretario general de la OTAN y se que considera correctas estas reflexiones. Si la Alianza hace tales propuestas se verá a más tardar en el encuentro de ministros de Defensa de la OTAN. De todos modos considero que es un imperativo de la sensatez.

¿Considera entonces un error que Estados Unidos esté pensando en trasladar armas pesadas a Europa del Este, a todas luces atendiendo también a los deseos de países de esa región?

Wolfgang Ischinger.

Wolfgang Ischinger.

Hay que verlo con matices. En 1997 se estableció en el Acta Fundacional del Consejo OTAN-Rusia que no emplazaríamos unidades de combate mayores en futuros Estados de la OTAN, en ese momento todavía no definidos con precisión. Creo que el gobierno alemán tiene razón al considerar que, pese al comportamiento ruso en el este de Ucrania, pese a la anexión de Crimea, hay que atenerse a las disposiciones de dicha acta; es decir que, pese a los pedidos de los Estados Bálticos o de Polonia, no se deberían emplazar tales unidades en dichos países. Pero dudo de que el almacenamiento de sistemas armamentísticos contradijera esas disposiciones.

¿Es decir que eso no violaría acuerdos vigentes con Rusia?

No, mientras no esté vinculado con el emplazamiento de tropas, de soldados.

Pero, simultáneamente, usted advierte en estos momentos contra el envío directo de armas a Ucrania y opina que los vuelos sin transpondedores deben terminar. ¿Cuál debería ser entonces la reacción cuando Putin amenaza con incrementar su arsenal atómico?

Yo abogo por mantener la calma. Los rusos no han dicho que pretendan romper los tratados de control de armamento sellados con Estados Unidos. De acuerdo con mi interpretación, lo que se planea es una modernización, que no está prohibida. Me parece que no es muy elegante ni útil que Rusia lance esos mensajes en medio de una atmósfera tan tensa. No deberíamos reaccionar exaltados, con contramedidas. La OTAN es mucho más fuerte que Rusia. Gastamos mucho más dinero en nuestra defensa que los rusos, incluso ahora, pese al incremento de los gastos rusos en la materia. Podemos abordar estos asuntos con tranquilidad y no debemos reaccionar con nerviosismo.

DW recomienda