1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Haidar: “Hago activismo para mi esposo”

El bloguero Raif Badawi se encuentra encarcelado desde 2012. Su esposa anuncia el establecimiento de una fundación que, a la vez, será plataforma para la libertad de prensa en el mundo árabe.

Ensaf Haidar en Berlín

Ensaf Haidar en Berlín

Algunas preguntas hacen que Ensaf Haidar sacuda la cabeza. Por ejemplo, cuando se inquiere si un cambio de régimen en Arabia Saudita ayudaría a su esposo, o cómo se encuentran otros blogueros luego de que Raif Badawi fue detenido. “Sin comentarios”, dice ella. No puede decir nada al respecto. Además, en primer lugar es activista por los derechos de su esposo, ni más, ni menos, así que no suele responder a preguntas de naturaleza política.

Desde 2012, la frágil y tímida mujer lucha sin cesar por la liberación de Badawi, pasa de una conferencia de prensa o una manifestación a la otra, o recibe premios a nombre de su esposo. El bloguero fue sentenciado a pasar diez años de cárcel, más una multa y 1.000 latigazos. Los primeros 50 golpes los recibió Badawi en enero pasado, en una plaza pública de la ciudad de Dschidda. Luego de que se produjeran fuertes protestas internacionales, se suspendió la flagelación semanal que se tenía programada. La causa oficial: motivos de salud.

Se acusó al bloguero saudita, de 31 años de edad, de haber ofendido al Islam. Los cargos han motivado críticas internacionales y son rechazados por la propia Haidar, que cuenta con una especialización en estudios islámicos. Badawi jamás fue un transgresor y siempre fue muy respetuoso de todas las religiones, dice ella a DW. Además, el bloguero se pronunció permanentemente a favor de la libertad de expresión.

Badawi, en la foto de fondo, es uno de los ganadores de los premios BOBs 2015

Badawi, en la foto de fondo, es uno de los ganadores de los premios BOBs 2015

Fundación por las libertades

Desde hace algunos años, Badawi tenía la intención de establecer una fundación que luchara a favor de las libertades, incluyendo la religiosa. Eso es lo que ha hecho en su nombre su esposa. Haidar estuvo en Berlín, donde recibió el premio “Deutsche Welle Freedom of Speech Award”. En la capital alemana anunció que la fundación en honor de Badawi tendrá su sede en Canadá.

La institución aspira a ser una plataforma para la promoción de organizaciones civiles y de activistas por los derechos humanos en el mundo árabe. Además, se ofrece como un canal de comunicación con todos estos actores, según Haidar.

El proyecto es patrocinado por Deutsche Welle, así como por la Fundación Friedrich Naumann –cercana al Partido Liberal Alemán- y por los miembros de honor Salman Rishdie y Desmond Tutu.

“No se trata de luchar contra determinados gobiernos, o por lograr algo en Arabia Saudita”, dice la activista. La plataforma debe servir a todos, sin importar la religión o la afiliación política.

Alemania puede hacer más

Haidar afirma que su esposo no sabe nada acerca de la fundación. El establecimiento de ésta debe ser una sorpresa para él, prosigue, “cuando salga de prisión y finalmente esté con nosotros en Canadá”.

En este punto es donde la mujer suena más política: desearía, dice, que todos los países se comprometieran más en su lucha por la libertad del bloguero. Alemania podría ofrecerle asilo o incluso la nacionalidad, agrega. Haidar habla por teléfono con su esposo una o dos veces por semana. “Está bien, tanto física como anímicamente”, indica. Sin embargo, pesa aún la amenaza de que se reanuden las sesiones de latigazos. El caso es revisado por la Corte Suprema de Arabia Saudita.

DW recomienda