1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Guerreros de terracota made in China

Para ver a los verdaderos guerreros de terracota del primer emperador chino, lo mejor es acercarse a Xi´an. Que sean fieles copias del original es, a esta altura de la industria de la réplica, bastante probable.

default

Más de siete mil escoltaban al emperador Qin Shihuang

Una aclaración se encuentra desde hoy en la página web del Museo de Antropología de Hamburgo: “Estimado visitante: ponemos a su consideración que los objetos que se muestran en la exposición “Poder en la muerte – los guerreros de terracota del primer emperador chino” son fieles copias de las figuras originales encontradas en las fosas de Xi´an”. Es decir: en esa exposición no se verá a los guerreros originales sacados del Mausoleo del primer emperador de la dinastía Quin (210 A.C.). Éstos constan desde 1987 en la lista de patrimonios de la humanidad de la UNESCO.

Sospechas confirmadas

Un comunicación de la Oficina para la Administración de Bienes Culturales de la República Popular China corroboró las dudas del director del museo, Wulf Köpke. De esa oficina no ha salido ninguna autorización el viaje a Alemania de algunos de los 7.000 inmensos guerreros que tenían que asegurar el poder de su emperador en el más allá.

Deutschland Hamburg Zweifel an Echtheit der chinesischen Terrakotta-Krieger

Los guerreros en el Museo de Antropología de Hamburgo

Por otro lado, copias de los guerreros se pueden adquirir por Internet, a caballo o a pie, por unos 800 dólares. La empresa Xi´an San Ming Arts & Craft los ofrece en color terracota de Xi´an o pintados para que parezcan antiguos. “No existe un solo museo de renombre que no haya caído alguna vez en la trampa de las falsificaciones”, se consuela Köpke ante la prensa; el burlado director espera tratar este asunto con toda la claridad posible y que “el buen nombre del Museo no se vea afectado”.

Según información de agencias, el Center of Chinese Arts and Culture (CCAC) es el contacto del Museo de Hamburgo en China. Éstos asumen el trabajo promocional de bienes culturales chinos. La autorización para el desplazamiento de los guerreros originales -desde el mausoleo a los museos del mundo- es asunto de las oficinas estatales, y por ninguna de ellas ha pasado la solicitud de un viaje hacia Hamburgo. Por otro lado, las oficinas estatales permiten reproducciones, también usando para ellas fragmentos de las estatuas originales. Con esto, la puerta para los “malos entendidos” está abierta.

No es la primera vez que Alemania se enfrenta a réplicas modernas made in China de estos soldados de terracota que fueron descubiertos, por casualidad, en 1974. En el 2005, 14 soldados originales del ejército de Qin Shihuang anunciaron su visita a Leipzig. Los organizadores no tardaron en darse cuenta de que eran réplicas basadas en trozos originales.

¿Cancelar la exposición?

¿Es esto motivo para clausurar la exposición de Hamburgo? Los directivos del museo de Hamburgo han considerado que sí. En su página de Internet, el recinto anuncia que tomará medidas legales contra CCAC por "haber violado las obligaciones contenidas en el contrato con nuestro museo". De acuerdo con el documento, las piezas entregadas en Hamburgo debían ser originales.

Al mismo tiempo, con disculpas de por medio, se anunció que la exposición será cerrada definitivamente. Quienes hayan visitado la muestra podrán exigir el reembolso de sus entradas.

DW recomienda