1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Guerra del gas: Putin advierte a Europa

Moscú criticó el acuerdo entre la Unión Europea y Ucrania para construir el gasoducto Nabucco y recriminó no haber sido consultada. Líderes de la UE respaldaron el plan de Ucrania para modernizar su red de suministros

default


La seguridad energética es una prioridad para la Unión Europea, algo que recuerdan los líderes europeos cada vez que estalla un nuevo conflicto de intereses entre Rusia y lo que considera sus ex-provincias rebeldes. La ofensiva rusa contra Georgia el verano pasado se acercó peligrosamente a una ruta clave de suministro de gas y el 2009 comenzó con una nueva guerra entre Rusia y Ucrania similar a la ocurrida en el 2006. La deuda ucraniana y los insólitos aumentos de precios exigidos por la rusa Gasprom a la estatal ucraniana Naftogaz provocaron un corte de suministros en plena ola de frío, lo que provocó el cierre de fábricas y dejó a miles de hogares congelados en Europa. Una quinta parte del consumo de gas europeo es suministrado por Rusia a través de gasoductos ucranianos.

El gasoducto Nabucco podría reducir la dependencia de Europa y de paso la presión rusa sobre Ucrania. El “plan maestro” presentado por el presidente ucraniano Victor Yuschenko y su primera ministra Julia Timoshenko en Bruselas, tiene por objetivo aumentar la capacidad de sus gasoductos en 60.000 millones de metros cúbicos por año, para lo cual pidieron la ayuda de inversionistas europeos.

Viktor Juschtschenko und ktor Janukowitsch

Victor Yuschenko, presidente de Ucrania.

Evitar crisis de gas

Ucrania, la Comisión Europea y varios inversionistas, entre ellos, el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (EBRD) y el consorcio energético alemán RWE firmaron un acuerdo de cooperación para fomentar la inversión y evitar una repetición de la crisis gasífera producida este invierno. “No podemos permitir que nuestros ciudadanos experimenten nuevamente escasez de combustibles en pleno invierno”, dijo la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero Waldner.

La reunión en Bruselas no le gustó nada a Moscú que reaccionó advirtiendo sobre un deterioro en las relaciones entre Moscú y la UE. “Si los intereses de Rusia son ninguneados, nos veremos obligados a hacer una revisión de los lazos con la Unión Europea”, dijo el primer ministro ruso, Vladimir Putin. En el balneario de Sochi, en el Mar Negro, Putin criticó el plan presentado por Ucrania calificándolo de “poco profesional”, pues no fue consultado el proveedor principal, aludiendo a Moscú.

Putin puso el dedo en la llaga pues lo más importante sigue sin aclararse y es ¿quién suministrará el gas? Azerbaiyán está dispuesto a proveer el gas siempre y cuando se le compre a buen precio. Expertos advierten que sería necesario incluir también a Irán como proveedor de gas y aunque de momento no hay objeciones al gas iraní, esto podría cambiar. Políticamente el nuevo proyecto europeo es controvertido. Turquía como principal país de tránsito está dispuesta a cooperar a cambio de concesiones en las negociaciones de adhesión a la Unión Europea.

BdT Russland Ukraine Gaslieferung

Moscú cerró los suministros a Ucrania.

Habrá que pagar altos costos

Adicionalmente la seguridad energética resultará cara a los europeos La construcción del gasoducto de 3300 kilómetros de largo, que deberá pasar por los territorios de Turquía, Bulgaria, Rumania, Hungría y Austria costará unos 8.000 millones de euros. El Banco Europeo para la Reconstrucción y Desarrollo asumirá una cuarta parte de la inversión en la construcción del gasoducto que estaría listo para entrar en funcionamiento en el 2015. Entonces bombeará hasta 31.000 millones de metros cúbicos de gas por año.

Adicionalmente la Unión Europea invertirá unos 3.500 millones de euros en distintos proyectos para mejorar el suministro energético, tales como la construcción de nuevos ductos en Polonia, Dinamarca, Suecia, Italia y Grecia, así como la edificación de parques de energía eólica. De esta forma no sólo se mejorará la seguridad energética europea sino también darán un impulso a la coyuntura económica.

Autora: Eva Usi

Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda