1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Guerra de proveedores para llevar banda ancha a toda Alemania

Un grupo de compañías de telecomunicaciones ofrece al gobierno Internet de alta velocidad para cinco millones de alemanes más barato y rápido que Deutsche Telekom.

default

El gabinete germano tiene también sobre la mesa la oferta de Deutsche Telekom.

La batalla está servida. La Unión de Proveedores de Telecomunicaciones de Alemania (VATM, por las siglas en alemán) ha declarado la guerra a la todopoderosa Deutsche Telekom. Las empresas que forman parte de la VATM, entre ellas la española Telefónica o E-Plus, han lanzado una oferta para hacerse con el pastel de los aproximadamente cinco millones de alemanes que aún no disponen de Internet de alta velocidad en sus casas. Son las también conocidas como "weiße Flecken" -"manchas blancas"-. Se trata, básicamente, de zonas rurales a las que el gobierno germano quiere hacer llegar la banda ancha antes de 2011.

Los miembros de la VATM están convencidos de su propuesta. Invertirían 1.500 millones de euros para que esos cinco millones de alemanes dispongan de Internet de alta velocidad. Además, según el responsable de negocios de la VATM, Jürgen Grützner, "en la mitad de tiempo, con mayor velocidad y más barato en comparación con Deutsche Telekom". El proyecto incluiría la utilización de cable de fibra óptica y frecuencias de radio.

Contraataque en toda regla

Este golpe de timón de los competidores de Deutsche Telekom llega a apenas unos días de la reunión prevista en la sede de la Cancillería en la que el gobierno de coalición alemán piensa diseñar las líneas maestras del segundo paquete de medidas para reactivar la economía. Una de las cuestiones que se tratarán tiene que ver precisamente con la ampliación de la red de banda ancha a todo el país.

Hasta el momento, la única oferta presentada era precisamente la de Deutsche Telekom, cifrada en 2.000 millones de euros para cubrir las zonas que aún no disponen de Internet de alta velocidad. Eso sí, como contrapartida, la compañía dirigida por René Obermann pide al gobierno alemán que la autorice a establecer precios más elevados por el alquiler de sus líneas a la competencia. Algo que afecta especialmente a la denominada "última milla", el tramo de línea propiedad de Deutsche Telekom que llega a las viviendas de los clientes y que sus competidores deben utilizar obligatoriamente.

Precisamente, lo que solicitan los miembros de la VATM es que, a cambio de su propuesta, el gobierno alemán acepte rebajar la tasa que deben abonar a Deutsche Telekom por debajo de los diez euros mensuales. La actual tarifa expira a finales del próximo mes de marzo y los competidores de Deutsche Telekom aspiran a una rebaja.

El gobierno no se pronuncia

De momento, el gobierno germano se ha limitado a saludar positivamente la propuesta de las compañías de telecomunicaciones integradas en la VATM. El portavoz del gabinete, Thomas Steg, afirmó que lo principal es que la banda ancha llegue cuanto más pronto mejor a todos los hogares alemanes. Ahora habrá que ver cómo reacciona Deutsche Telekom a la ofensiva de sus competidores y si modifica su propuesta para acabar de convencer al ejecutivo germano.

No hay que olvidar tampoco que la compañía presidida por Obermann aún es en una tercera parte de capital público, lo cual podría beneficiar su candidatura. Sea como sea, para esos cinco millones de alemanes que aún no disponen de banda ancha la competencia entre compañías es una buena noticia.

DW recomienda