1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Grupo Visegrado acuerda reformar la UE

Los jefes de Gobierno de los países del Grupo de Visegrado –Polonia, Eslovaquia, República Checa y Hungría– presentaron parcialmente este jueves (2.3.2017) un plan conjunto para "reformar la UE, fortalecerla, evitar divisiones y asegurar su unidad" y anunciaron que lo someterían a discusión durante la cumbre de Roma del próximo 25 de marzo.

"En ese plan hacemos hincapié en la necesidad de reformar la UE tras los últimos cambios negativos vividos, y destacamos como clave el mantener la unidad, garantizar su integridad, asegurar el mercado común y el espacio Schengen", dijo la primera ministra polaca, Beata Szydlo, tras la reunión en Varsovia de esta alianza, y pocos días antes del Consejo Europeo de Bruselas del 9-10 de marzo.

El acuerdo también insiste en la importancia de que los Parlamentos nacionales tengan más control sobre los procesos legislativos dentro de la Unión en detrimento de las instituciones europeas. "No estamos de acuerdo en las divisiones dentro de la UE y nunca las vamos a aceptar, porque ese sería el camino más corto para debilitar Europa", explicó Szydlo.

Equidad y cohesión

"Es importante para nosotros que las reformas de la UE se basen en la igualdad de los intereses de todos los países miembros, y que busquen la cohesión para promover el crecimiento del conjunto de la Unión", subrayó Szydlo, confiando en que el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, respalde la presentación de este plan en la cumbre de Roma.

La declaración subraya la necesidad de asegurar la igualdad de los Estados miembros para evitar cualquier discriminación, por ejemplo basada en una diferenciación entre la eurozona y el resto de la UE. El Grupo de Visegrado también apuesta por seguir trabajando para garantizar "el total control de las fronteras exteriores" europeas, y por articular una auténtica política migratoria común.

Otro objetivo es garantizar la "complementariedad" entre la UE y la OTAN, tal como se acordó en la cumbre de la Alianza celebrada el pasado verano en Varsovia. "Debemos tratar de profundizar nuestra cooperación en el ámbito de la defensa y el desarrollo de las capacidades defensivas europeas, preservando al mismo tiempo el papel de la OTAN para garantizar la defensa colectiva en Europa", señala el texto.

Donad Tusk, en la mira de Varsovia

El acuerdo también pide que las instituciones de la UE cambien sus políticas de comunicación "para recuperar la confianza de los europeos", reitera su apoyo a Ucrania y deja la puerta abierta a la futura adhesión de los países de la antigua Yugoslavia. Los miembros del Grupo de Visegrado también analizaron la futura reelección de Tusk al frente del Consejo Europeo.

Varsovia se ha mostrado contraria a darle su apoyo. "Hemos hablado sucintamente de esa cuestión, y puedo decir que nuestro grupo no tiene una posición común sobre la candidatura de Tusk", señaló el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka.

El encuentro del Grupo de Visegrado se produce antes de la minicumbre que el próximo 6 de marzo mantendrán en Versalles (Francia) los presidentes de Francia y España, François Hollande y Mariano Rajoy, la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni. El Gobierno polaco lamentó recientemente no haber sido invitado a este encuentro, y su titular de Exteriores, Witold Waszczykowski, abogó por potenciar otro tipo de foros regionales. (EFE)