1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Gripe porcina: tres posibles casos en Alemania

Tres posibles casos de gripe porcina acaban de ser registrados en Alemania. Y la OMS Salud elevó la alerta de pandemia de 3 a 4 en una escala que va hasta 6. El primer sector en resentirse es la aviación comercial.

default

Un farmacéutico extrae Oseltamivir de una pequeña botella. Las autoridades mantienen una reserva de millones de dosis para el caso de una pandemia de fiebre porcina.

Tres posibles casos de gripe porcina acaban de ser registrados en Alemania. El anuncio fue hecho este martes 28 de abril de 2009 en Berlín por el Secretario de Estado del Ministerio de Salud, Klaus Theo Schröder. “Las pruebas van camino al Instituto Robert Koch para poder ofrecer un diagnóstico definitivo”, dijo Schröder, aludiendo a los análisis hechos a una pareja y un paciente provenientes del sur de Alemania. Los tres habían viajado recientemente a México, uno de los países en donde se presentaron las primeras infecciones con el nuevo virus A/H1N1, el agente que causa la gripe porcina.

A eso se suma el anuncio hecho ayer lunes 27 de abril por la Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, quien señaló que la epidemia –cuyos primeros casos se registraron en Estados Unidos, Canadá y México la semana pasada– comienza a adquirir matices de pandemia.

Preocupados, pero cautelosos

Mexiko Schweinegrippe Menschen mit Schutzmasken vor einem Krankenhaus in Toluca

Toluca: cola ante un hospital.

El Ministerio de Relaciones Exteriores alemán se abstuvo de agudizar sus advertencias a los viajeros con destino a México, limitándose por segundo día consecutivo a desaconsejar los vuelos que no sean estrictamente necesarios y a enumerar las ciudades en donde se ha localizado el mayor número de infecciones. La propia Chan insistió en que la elevación de la alerta de pandemia al nivel 4 –de una escala que va hasta el 6– no significa necesariamente que la misma sea inamovible: a medida que la OMS disponga de mayor información, la institución podría decidir el retorno al nivel 3.

El ministerio alemán de RR. EE. alineó sus recomendaciones generales con las hechas por la Directora General de la OMS: Chan se pronunció en contra de cerrar las fronteras o imponer restricciones al tránsito internacional, y a favor de la toma de precauciones individuales, como la de retrasar viajes cuando se esté enfermo o la de buscar asistencia médica cuando, después de un viaje internacional, se presenten síntomas atribuibles a una gripe.

Angustiados y con razón

Con mucha menos ecuanimidad reacciona el sector de la aviación comercial alemana. Después de todo, ese es el ámbito de la economía más afectado por la primera fase de esta crisis sanitaria de alcance global. "Todavía es muy temprano para juzgar cuál será el impacto de la gripe porcina en el sector. Lo que sí es seguro es que todo lo que afecte la confianza de los pasajeros tiene un impacto negativo”, señaló Giovanni Bisignani, director general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) en entrevista con la agencia de noticias dpa.

“Y el momento no podía haber sido peor, dados todos los demás problemas económicos a los que hacen frente las aerolíneas. La crisis financiera global sigue reduciendo la demanda de viajes aéreos internacionales”, agregó Bisignani. Según la agencia dpa, el tráfico aéreo de pasajeros cayó en promedio un nueve por ciento en marzo, en comparación con el mismo mes del año pasado. Norteamérica registró un retroceso del 13,4 por ciento en los viajes internacionales, mientras que la demanda aérea en el mercado europeo se contrajo en un 11,6 por ciento.

El miedo afecta los negocios

Este lunes 27 de abril, el temor a una posible epidemia global indujo una caída en el Índice de Acciones Alemán (DAX), afectando sobre todo los valores de las aerolíneas y las empresas que ofrecen servicios turísticos. Compañías alemanas como Thomas Cook y TUI han acordado suspender los viajes a Ciudad de México hasta el 4 de mayo como medida preventiva. Pero, ¿cómo contener las pérdidas que esas medidas generan si la crisis se prolonga?

“Yo no puedo ni quiero especular sobre lo que pasaría si esta situación se agrava. En circunstancias como ésta nos regimos por las recomendaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores. Si sus advertencias adquieren un tono más serio, nosotros las observaremos, como siempre”, comenta Michael Blum, vocero de TUI, uno de los principales operadores turísticos en Alemania, evadiendo el tópico de las finanzas.

Latinoamérica: turismo y salud

El Dr. Wolfgang Hein, miembro del Instituto de Estudios Latinoamericanos de Hamburgo, especializado en Problemas Ambientales y Salud, dice recordar las pérdidas de miles de millones que la epidemia de gripe aviaria le causó a China al obligarla a cerrar el aeropuerto de Hong Kong. Si lo mismo ocurriera en América Latina debido a los embates de la gripe porcina, más de una economía nacional se vería seriamente afectada: las islas del Caribe, países pequeños de Centroamérica como Costa Rica y Guatemala, y aún países grandes como México y Brasil obtienen considerables ingresos gracias al turismo.

Por otro lado, explica Hein, si la actual epidemia se convierte en una pandemia, las restricciones en el tránsito aéreo internacional también serán beneficiosas para los habitantes del continente americano.

“El viaje por tierra de un país latinoamericano a otro es mucho menos intenso que el que tiene lugar en Europa. Sí hay contacto entre las comunidades de uno y otro país a través de las fronteras, pero ese contacto no juega un rol importante en una epidemia como la que ahora nos ocupa”, asegura Hein. “La gente que viaja de una capital latinoamericana a otra suele hacerlo en avión. Y, si la situación se agrava, como ocurrió con la epidemia de la gripe aviaria, la posibilidad de controlar el estado de salud de los pasajeros es mucho mayor en los aeropuertos que, por ejemplo, en las autopistas europeas”.

Malos augurios

Según un comunicado emitido hoy martes 28 de abril de 2009 por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), el número de países que reportan casos confirmados y probables de infección con el nuevo virus A/H1N1 está aumentando rápidamente y la información epidemiológica disponible demuestra que el agente patógeno en cuestión es capaz de causar brotes considerables por la facilidad con que es transmitido de una persona a otra.

Dada la ubicuidad del virus, la Directora General de la OMS descartó la posibilidad de contener los brotes de gripe porcina a escala global y recomendó concentrar las estrategias sanitarias en la mitigación de los efectos de la epidemia. Margaret Chan aconsejó continuar con la producción de la vacuna contra la gripe estacional, pero prestando atención a la evolución de la actual situación. En todo caso, la OMS facilitaría el proceso de desarrollo de una vacuna eficaz contar el virus A/H1N1.

Respondiendo a la crisis

Según el ECDC, todos los Estados miembros de la Unión Europea (UE) han implementado medidas apropiadas para poner coto a las infecciones con el virus A/H1N1 en el continente. Estas medidas incluyen campañas preventivas destinadas a la población en general y a los viajeros, y llamados de alerta a los trabajadores de la salud para que estén informados sobre el estado actual de la crisis sanitaria. Adicionalmente, varios países europeos han reforzado su sistema de vigilancia y activado planes nacionales para responder al brote de pandemias. A escala continental, la implementación de esas medidas está coordinada por la Comisión Europea.

El ECDC también está proveyendo apoyo técnico a los Estados comunitarios y a la Comisión Europea en todo lo relacionado con la vigilancia de los casos de infección reportados dentro y fuera de la UE. Documentos ya existentes sobre medidas de protección personal y salud pública aplicables durante una epidemia/pandemia de gripe están siendo actualizados en este momento; otros materiales, como las guías técnicas sobre cómo atender a las personas infectadas y sus contactos, acaban de ser diseñados.

Autor: Evan Romero-Castillo

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda