1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Griegos rechazan “hotspots” de refugiados

El primer ministro heleno, Alexis Tsipras, prometió que esta semana estarían listos los centros de registro de refugiados en las islas griegas. No obstante, los habitantes de Kos se oponen a su construcción.

Manifestación contra la construcción de un centro de registro de refugiados en la isla de Kos.

Manifestación contra la construcción de un centro de registro de refugiados en la isla de Kos.

“No quiero ningún hotspot en mi isla”, grita un hombre mayor, que junto a otros habitantes del pueblo Pili ha acudido a una manifestación en contra de la construcción del centro de registro de refugiados o hotspot en la isla de Kos.

También el jubilado griego Dyonisos Pikos rechaza la apertura del campamento: “Aquí el 95 por ciento vive del turismo. En lo personal, no tengo nada en contra de los refugiados, hasta les hemos llevado comida. Pero hasta ahora solo había unos cuantos cientos en Kos. Si construyen un hotspot, van a ser muchos más, porque se van a quedar por más tiempo. ¿Y qué haremos con esas pobres personas? ¿A dónde las llevaremos? La isla es pequeña, aquí no tenemos lugar”. Si bien la mayoría de los habitantes de Pili no esgrime argumentos xenófobos, no está dispuesta a aceptar un centro de registro en su pueblo.

Dyonisos Pikos teme que el número de refugiados en la isla aumente drásticamente.

Dyonisos Pikos teme que el número de refugiados en la isla aumente drásticamente.

“Kos es uno de los principales destinos turísticos en Grecia. Si construyen aquí un hotspot, sería un desastre”, teme el hotelero Antonis Chatzimichalis, que está convencido de que un campamento de ese tipo alejaría a los turistas.

Cinco centros de registro

Hasta ahora solo existía un hotspot en la isla de Lesbos. No obstante, están planeados cinco de estos centros en diferentes islas. El primer ministro heleno, Alexis Tsipras, prometió que todos estarían listos a tiempo para la cumbre de la UE que se celebrará esta semana.

Los hotspots son parte integral del concepto de protección de las fronteras exteriores. Allí los refugiados serán registrados y sus huellas dactilares serán almacenadas en el sistema europeo Eurodac. Además, los presuntos migrantes económicos de Pakistán, Marruecos o la África Negra serán separados de los refugiados sirios que huyen de la guerra y devueltos a sus países de procedencia.

Jorgos Hartofilis, fundador del grupo de voluntarios locales “Solidarity” (Solidaridad), cree que en la primavera volverá a aumentar el número de refugiados que arriban a la isla: “Si el hotspot tiene capacidad para unas mil personas y si éstas son trasladadas a Atenas dentro de dos días, entonces no vamos a tener ningún problema con el centro”, opina.

No obstante, la UE tiene que decidir cómo pretende distribuir después a las personas, agrega. Hartofilis aún cree en una política conjunta en materia de refugiados en Europa, y culpa al alcalde de Kos de atizar el clima político en la isla.

“No queremos campamentos de refugiados”

También el vicealcalde de Pilis, Michalis Chatzikalimnios, participa en la marcha de protesta. El político asegura que los habitantes no confían en el Gobierno griego ni en su gestión de la crisis de refugiados. Chatzikalimnios está convencido de que el hotspot no solo servirá para registrar a los migrantes, sino que pronto se convertirá en un campamento carcelario para unas 20.000 personas. Si no, ¿para qué necesitan un terreno de 40 hectáreas?, pregunta.

DW recomienda