Grecia: voto de confianza, a medias | NRS-Import | DW | 22.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

NRS-Import

Grecia: voto de confianza, a medias

El gobierno del primer ministro griego obtuvo el respaldo del Parlamento, con 155 votos a favor y 143 en contra, superando el primer obstáculo para salvar al país de la amenaza de la cesación de pagos.

Giorgos Papandreu:

Giorgos Papandreu superó un primer obstáculo

Un respiro para el euro, que comenzó la jornada recuperando un poco de terreno, y un respiro para el gobierno griego. Eso es lo que ha reportado de momento el voto de confianza que obtuvo el primer ministro griego, Giorgos Papandreu, el martes por la noche en Atenas.

"Es una buena noticia para Grecia y para la Unión Europea en su conjunto", comentó el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso. En una declaración, Barroso añadió que la votación de medianoche en Grecia eliminó "un elemento de incertidumbre de una situación ya de por sí difícil".

Sin embargo, insistió en que Papandreu aún necesita ganar apoyo parlamentario para los recortes de presupuesto y reformas fiscales que demandan la UE y el FMI a cambio de las ayudas que Grecia necesita para no entrar en cesación de pagos. "La aprobación de estas medidas la semana que viene no sólo permitirá un rápido desembolso del próximo tramo de asistencia financiera para Grecia, también marcará un gran paso en el viaje de regreso de Grecia hacia las finanzas públicas sostenibles y el crecimiento", señaló Barroso.

Llamado al patriotismo

Employees of the State owned company Hellenic Defence Systems, protest outside the Greek parliament against the privatization of the company on Tuesday June 21, 2011. Greek Prime Minister George Papandreou faces a crucial parliamentary vote of confidence in the new cabinet he formed to face down increasing opposition to austerity measures needed to avoid a national debt default. A default by Greece, where the country finds itself unable to pay back its debts, could spark a financial maelstrom around the world, dragging down Greek and European banks as well as stoking renewed fears over the public finances of other euro countries, such as Portugal, Ireland and Spain.(Foto:Petros Giannakouris/AP/dapd)

Manifestaciones ante el parlamento griego.

Pero en Grecia, la votación de medianoche puso de nuevo en evidencia cuán tensa es la situación en el país. Unos 10.000 manifestantes se reunieron delante del Parlamento para protestar por las drásticas medidas de ahorro implementadas en el país. Previamente, Papandreu había llamado a los griegos a cumplir con su deber patriótico para que el país no entre en suspensión de pagos y siga siendo independiente, al hablar en el Parlamento.

"Hoy se nos está ayudando. Pero es nuestra obligación pararnos sobre nuestros propios pies", señaló Papandreu. Los motivos de la crisis, según dijo, fueron errores de los griegos.

"Si los griegos no se deciden a cambiar todo, el país nunca saldrá de la crisis", afirmó. Según concedió, también influyeron factores externos, como las opiniones de las agencias de calificación.

Fricciones políticas

Poco antes de la votación se produjo un incidente. Los representantes del partido de oposición conservador Nea Dimokratia (ND) abandonaron la sala después de que el viceprimer ministro griego, Theodoros Pangalos, dijera que el primer gobierno democrático había existido en 1981 con los socialistas. Los parlamentarios de Nea Dimokratia, cuyo fundador, Konstantinos Karamanlis, reinstauró la democracia tras la dictadura en 1974, lo vivieron como una afrenta y abandonaron el recinto. Sin embargo, regresaron pocos minutos después.

El jefe de ND, Antonis Samaras, dijo que iba a cooperar con las demás fuerzas políticas de Grecia para sacar al país de la crisis, pero indicó que los socialistas gobernantes no tienen la confianza de su partido. "El programa de ahorro no lleva a ninguna parte. El remedio es peor que la enfermedad", advirtió Samaras.

La Unión Europea (UE) sólo ayudará con nuevos créditos al país si el Parlamento en Atenas aprueba el paquete de recortes por 78.000 millones de euros. (dpa)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda