1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Grecia vota por Syriza, contra la austeridad

El líder de la formación izquierdista vencedora de las elecciones griegas, Alexis Tsipras, afirmó que "el pueblo me ha dado un mandato claro", que supone que Grecia "deja la austeridad tras cinco años de humillación".

Alexis Tsipras afirmó que la decisión del pueblo griego hace que la troika de acreedores sea pasado.

Alexis Tsipras afirmó que la decisión del pueblo griego hace que la troika de acreedores "sea pasado".

La alianza de izquierda Syriza, que prometió acabar con la política de austeridad adoptada en Grecia tras la crisis de deuda, ganó con un amplio margen las elecciones parlamentarias celebradas este domingo (25.01.2015) en el país, según los datos oficiales parciales. Tras el conteo de más del 54 por ciento de los votos, la fuerza de Alexis Tsipras obtenía el 35,9 por ciento, lo que permitiría que se quede con entre 149 y 151 bancas en el Parlamento, de 300 escaños. Para lograr la mayoría absoluta necesita 151 asientos. En una declaración en la Universidad de Atenas, Tsipras afirmó que la decisión del pueblo griego hace que la troika de acreedores "sea pasado".

Mientras, los conservadores del partido Nueva Democracia del primer ministro Antonis Samaras lograban el 28,3 por ciento y se quedarían con 76 bancas. El jefe de gobierno admitió por la noche la derrota y felicitó a Tsipras por su victoria electoral. Samaras aseguró que "el pueblo griego habló" y él lo respetará. Además dijo que en 2012 llegó a un país al borde de la catástrofe y logró atravesar la peor crisis de los últimos años. "También hubo errores", admitió. "Entrego hoy un país sin déficit y que es miembro de la Unión Europea", señaló.

Según los primeros cálculos oficiales, la formación ultraderechista Amanecer Dorado obtuvo este domingo el 6,3 por ciento y quedó tercera, mientras que el partido centrista proeuropeo To Potami (El Río) logró el 5,9 por ciento. El partido socialista Pasok, que también está en el gobierno, obtuvo el 4,8 por ciento de los votos este domingo. Los comunistas lograron además entrar al Parlamento, al lograr el 5,6 por ciento. El Movimiento Socialistas y Demócratas (Kidiso), del ex primer ministro Giorgos Papandreou, que se escindió del Pasok, solo habría recibido entre el 2,4 por ciento de los votos, por lo que no habría superado la barrera del tres por ciento necesaria para tener representación parlamentaria. De acuerdo con los primeros análisis, muchos ex votantes del Pasok se inclinaron por Syriza en estos comicios.

Tsipras, de 40 años, se podría convertir en el primer ministro más joven de la historia del país y en el primer líder de un movimiento populista que asume el poder en la Unión Europea (UE) tras la crisis de deuda que estalló en 2010. Si el líder de Syriza no logra la mayoría absoluta, tendrá tres días para formar un gobierno de coalición. Si fracasa, el encargo será para el segundo partido más votado, que ante un posible fracaso delegará la tarea en el tercero.

Tsipras contra austeridad, pero por la UE y la zona euro

Estos comicios se consideran decisivos para la permanencia de la endeudada Grecia en la eurozona. Tsipras quiere frenar el programa de recortes y lograr una quita de la deuda. Si no hubiera acuerdo en este aspecto, en el peor de los escenarios Grecia podría salir de la moneda común. De todas formas, el líder de Syriza, que quiere poner freno a las privatizaciones, defiende la permanencia de Grecia en la UE y en la zona euro.

Tsipras: El pueblo me ha dado un mandato claro, que supone que Grecia deja la austeridad tras cinco años de humillación.

Tsipras: "El pueblo me ha dado un mandato claro", que supone que Grecia "deja la austeridad tras cinco años de humillación".

Samaras, por su parte, hizo campaña a favor de continuar con las reformas y la austeridad, que considera han aportado estabilidad al país. Para el período posterior al rescate prometió una baja de los impuestos, no volver a bajar las pensiones ni los salarios y reducir los impuestos a la propiedad.

La UE y el Fondo Monetario internacional (FMI) ofrecieron a Grecia un paquete de rescate de unos 240.000 millones de euros (unos 268.000 dólares) que finaliza el 28 de febrero. El eurogrupo evalúa actualmente si extender el programa más allá de esa fecha. Los ministros de Finanzas de la eurozona se reunirán este lunes para hablar del tema.

Aunque Tsipras moderó últimamente la retórica contra la austeridad y la UE, los inversores temen que Grecia termine saliendo de la eurozona, una posibilidad que se conoce como "Grexit". Y es que el país emergió de una recesión de seis años en noviembre, pero el desempleo continúa estando en cerca del 25 por ciento y la deuda pública se ubicó el año pasado en el 175 por ciento del producto interno bruto (PIB).

Previamente, el presidente griego, Karolos Papoulias, hizo alusión a las difíciles horas que el país tenía por delante e instó al pueblo a mantener la cabeza fría. Su mandato termina en marzo, por lo que entre las tareas del Parlamento que salga de las urnas estará la de elegir nuevo presidente. El sistema electoral griego prevé una bonificación de 50 escaños para el ganador de las elecciones parlamentarias: 250 de los 300 escaños del Parlamento se reparten de forma proporcional, pero el partido más votado recibe un suplemento de medio centenar de diputados.

Podemos celebra en España

Un total de 9,8 millones de griegos con derecho a voto estaban convocados a acudir a las urnas en estas elecciones anticipadas, observadas con gran expectativa en Europa y el mundo. Las elecciones adelantadas fueron decididas en diciembre, después de que Samaras fracasara por tercera vez en su búsqueda de apoyo parlamentario a su candidato a presidente.

En España, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, aseguró que el triunfo en Grecia de Syriza, formación "hermana" de su partido, marcará "la cuenta atrás" para el gobierno de Mariano Rajoy en España. "Ya se escucha el 'tic tac' del cambio", expresó el profesor universitario en un acto multitudinario celebrado en Valencia, en el este de España.

RML (dpa, efe)