1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Grecia: nuevos negociadores, nuevos peligros

Luego de las críticas en Riga, el gobierno griego cambió a su equipo negociador y desiste de Varufakis. Además, impone medidas "extraordinarias" por decreto.

Yanis Varufakis, ministro griego de Finanzas.

Yanis Varufakis, ministro griego de Finanzas.

El gobierno de Atenas confirmó “su apoyo al ministro griego, Yanis Varufakis, quien ha sido blanco de falsos informes en la prensa internacional”, señala un comunicado de la sede oficial del primer ministro, Alexis Tsipras, publicada por el periódico online To Vima. Pero ya en la frase siguiente se anuncia un nuevo equipo para las negociaciones con los acreedores internacionales que se desempeñará “bajo supervisión” de Varufakis pero “será coordinada” por el viceministro del Exterior, Euklid Tsakalotos.

Además, el subjefe de las negociaciones griego, Nikos Theocharakis, persona de confianza del polémico ministro de Finanzas, será remplazado por el joven profesor de Economía Jorgos Chouliarakis, considerado como muy abierto y especialmente objetivo.

Luego de la primera sesión del nuevo equipo de negociaciones, el lunes por la noche, el vicejefe de gobierno griego, Jannis Dragasakis, declaró que Atenas aspira a un acuerdo con los acreedores para los primeros días de mayo. Pero si el cambio de personal traerá verdaderamente un nuevo enfoque, más pragmático, para lograr dicho acuerdo aún está por verse.

"No dar el brazo a torcer"

Alexis Tsipras, primer ministro griego, presenta a nuevos negociadores.

Alexis Tsipras, primer ministro griego, presenta a nuevos negociadores.

En todo caso, los líderes de la izquierda de Syriza, el partido gobernante, ponen especial énfasis en advertir que "no hay que dar el brazo a torcer”. El diputado Stathis Leoutsakos lo explica bien claramente: "Si en Grecia se introduce una nueva moneda no sería el fin del mundo”, según subrayó en un comentario para la página de izquierda Iskra.gr. Asimismo, Leoutsakos crítica en la nota que “la Unión Europea esté bajo dominio alemán”, así como a un “Fondo Monetario Internacional orientado hacia EE. UU.”. Su propuesta es que “Syriza prepare a la clase trabajadora y al pueblo griego para una gran lucha de clases con la clase política griega y extranjera y las élites financieras”. El primer ministro, Tsipras, por su parte, dijo este martes en una entrevista televisiva que si los acreedores le piden al gobierno de Grecia tomar medidas que no encajen con el programa electoral de su partido, Syriza, tendría que llevarse a cabo un referéndum.

Entretanto, el gobierno de Tsipras recurre a sus últimas reservas para pagar sueldos y jubilaciones. Todas las instituciones oficiales, como las ciudades, las comunas y las administraciones regionales deben transferir por decreto sus reservas a una cuenta especial del Banco Central de Grecia. “Se trata de una medida de emergencia en una situación de emergencia; al gobierno no le queda otro remedio”, explicó el asesor político Levteris Koussoulis en conversación con Deutsche Welle. El presidente de la Asociación de Alcaldes, Jorgos Patoulis, criticó el decreto y dijo que es “inaceptable”. También la Unión Regional reaccionó indignada. En varias reuniones de crisis, Alexis Tsipras aseguró a los representantes de las autoridades locales que se trata de una medida temporal y que el dinero les será devuelto. Pero esta “medida extraordinaria” no es, de seguro, una solución para los problemas financieros de Grecia. Según estimaciones oficiales, el gobierno heleno recaudará con ella cerca de 2.000 millones de euros, una suma con la que solo se podrá, ajustadamente, pagar los salarios y jubilaciones del mes de abril.

DW recomienda