1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

“Grecia ha hecho todo lo necesario”

El portavoz de la comisión del Gobierno griego para gestionar la crisis de refugiados exhorta a los socios europeos a apoyar la devolución de migrantes a Turquía. Grecia no cree que la UE haya cumplido su parte.

Deutsche Welle: El próximo lunes 4 de abril se inician las devoluciones de migrantes desde las islas griegas a Turquía. ¿Cuál es el mensaje del Gobierno griego ante este hecho?

Giorgos Kyritsis: Es un mensaje de la Unión Europea, no del Gobierno griego. El Gobierno griego lo que hace es implementar un acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, cuya parte práctica recae sobre hombros griegos, por desgracia.

¿Ha llevado a cabo Grecia todos los pasos necesarios para que puedan comenzar las devoluciones este lunes?

Grecia ya ha hecho todo lo que tenía que hacer a nivel legal y administrativo. Esto se aplica también, con algunas restricciones, a lo concerniente a la infraestructura necesaria para gestionar peticiones y procesos de asilo. Pero cuantos más expertos de la Unión Europea asuman este trabajo, mejor funcionará todo. Grecia ha hecho todo lo que tenía que hacer por su parte para que el lunes puedan comenzar las deportaciones. Si el resto de los socios, Turquía y la Unión Europea, están listos, los primeros migrantes podrán ser trasladados a la costa turca.

Parece como si tuviera dudas sobre si los otros socios están preparados…

El acuerdo con Turquía contempla que unos 2.400 expertos de los Estados miembro vengan a Grecia para apoyar el proceso. Hasta ahora solo han llegado varios cientos de policías de Frontex, la Agencia Europea de Fronteras. De los jueces de asilo y funcionarios que tramitan las peticiones, apenas vino alguien. El próximo 7 de abril dará comienzo un proyecto piloto que durará varios días, en el que se pondrá en práctica la colaboración de los expertos extranjeros con las autoridades griegas en la gestión de los procesos de asilo. Veremos cómo funciona. Pero lo cierto es que los procesos de asilo recaen bajo la soberanía nacional de un Estado. Por ese motivo, las decisiones sobre las peticiones deben llevar una firma griega, lo que implica que los expertos extranjeros tendrán más bien un papel de apoyo.

Se queja de que hasta el momento han llegado muy pocos expertos a Grecia, pero, para que vengan, alguien tiene que reclamarlos.

La razón para que exista tal misión de expertos es el acuerdo al que la Unión Europea llegó con Turquía. Hay un coordinador de la Unión Europea, el holandés Maarten Verwey, y existe una Oficina Europea de Apoyo para las Peticiones de Asilo (EASO). Ambos tienen el mandato de ocuparse de esta tarea.

Serán devueltos a Turquía todos aquellos migrantes que hayan llegado a Grecia después del 20 de marzo y no tengan en marcha un proceso de asilo. ¿Puede garantizar que nadie que haya solicitado asilo será deportado?

En ese punto, el acuerdo es claro. Si se devolviera a alguien con un proceso de asilo en marcha, sería un error muy serio.

¿Quién decide qué migrantes deben ser devueltos?

Las autoridades griegas identifican a quienes no han realizado la petición de asilo y Frontex se encarga de devolverlos.

¿Cómo puede explicarse que alguien que ha invertido mucho dinero y ha puesto en juego su vida para llegar hasta Europa consiga llegar a Grecia y no pida asilo, sino que deje que lo devuelvan a Turquía?

Eso es para mí un misterio, pero es un hecho que hay refugiados que no piden asilo en Grecia. Según un estudio, ese es el caso del 98 por ciento de los migrantes que llegaron hasta el pasado 20 de marzo. Calculo que los más de 4.000 que vinieron después de esa fecha están en una situación similar.

¿Y cómo se explica que sigan llegando a Grecia después de que se cerraran las fronteras hacia el oeste de Europa?

En primer lugar, por la desesperación que sienten y su necesidad de aferrarse a algo. No quieren admitir que, después de haber recorrido miles de kilómetros, se encuentren ante una frontera cerrada. La otra razón está en los traficantes de personas, que quieren ganar dinero a costa de los refugiados y los informan mal.

Griechenland Giorgos Kyritsis

Giorgos Kyritsis, portavoz de la comisión del Gobierno griego para gestionar la crisis de refugiados.

¿Cómo se los informa en Grecia sobre la verdadera situación?

Eso ocurre en los centros de acogida de las islas por medio de intérpretes y folletos informativos. Por otra parte, se informa en árabe tanto en la radio como en la televisión pública.

Hubo muchas críticas en la Unión Europea por la decisión de trasladar a los migrantes a Turquía. Amnistía Internacional no considera a este país como “seguro”. ¿Y Grecia? ¿Considera a Turquía como un “país seguro” para los refugiados?

A priori, el Gobierno griego no considera a ningún país seguro. Por eso, en la nueva ley de refugiados no se menciona ni a Turquía ni a ningún otro Estado. Se analizará cada petición de asilo de forma individual. Lo que algunos países consideran seguro, para otros no lo es.

No todas partes de Europa acogen con gusto a los refugiados. ¿Cómo es en Grecia?

Estamos orgullosos o, mejor dicho, aliviados, de que, a pesar de su presencia masiva, no se han producido tensiones entre los refugiados y la población griega. No ha habido muertos ni nadie ha ido a la cárcel por delitos de xenofobia. Estamos orgullosos de la solidaridad que ha mostrado el pueblo griego, a pesar de la grave crisis que atraviesa desde hace seis años. El Gobierno griego encarna en Europa, con excepción de Alemania, las posturas más solidarias y humanas en la cuestión migratoria.

Giorgos Kyritsis es periodista y, desde hace varias semanas, portavoz de la comisión del Gobierno griego que coordina las acciones entre los ministerios y las autoridades para gestionar la crisis de refugiados.


DW recomienda