Gran desnivel internacional en control antidopaje | Política | DW | 22.02.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Gran desnivel internacional en control antidopaje

La lucha contra el dopaje en el deporte sólo tendrá éxito si se realiza a nivel global. Todavía prevalecen las diferencias, pero la tarea de la Agencia Mundial de Dopaje continúa.

default

Pruebas de control antidopaje.

Hace diez años que la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés), trabaja para desterrar el uso sustancias prohibidas en el deporte, y se había puesto como objetivo que en cada país se estableciera una organización de lucha contra el uso de doping hasta el 2010. Sin embargo, su cometido, es decir, que se aplique un sistema de control antidopaje internacional efectivo y basado en las mismas normas para todos, parece estar aún bastante lejos de ser exitoso, al menos en su totalidad.

Marlene Klein, de la Agencia Antidopaje Alemana (NADA, por sus siglas en alemán), explica que el sistema antidopaje “debe ser válido internacionalmente y estar regulado por las mismas leyes, que deben aplicarse por igual en todos los países”. El mayor logro es que en casi todos los países ya existe una organización internacional antidopaje, y, en aquellos en los que aún no se ha establecido, se formaron, al menos, agrupaciones a nivel nacional.

Control antidopaje, dificultoso en países pobres

Ese es el caso de las agencias antidopaje en algunos países árabes y asiáticos, y el de casi todos los países africanos, donde este tipo de asociaciones desarrollan su labor, y donde la clásica brecha norte-sur, tal como se da en la política y en el ámbito de la economía, también juega un papel importante. “Partimos de que los países de África todavía necesitan tiempo para estar en condiciones de igualdad con los otros países. Esa es una realidad que de la que no escapa el deporte”, asegura Marlene Klein.

Sobre todo, en lo que concierne a la falta de estructuras democráticas, de dinero y el escaso o nulo desarrollo tecnológico y de infraestructura. De acuerdo con la especialista, los problemas comienzan ya al transportar las pruebas, que están refrigeradas, no siendo posible mantener la cadena de frío debido a las altas temperaturas.

Olympische Winterspiele 2010 Vancouver Flash-Galerie

Control antidopaje en las Olimpiadas de Invierno 2010 en Vancouver .

Sistema antidopaje en smart-phones

Para poder nivelar los estándares, tanto en las organizaciones nacionales como también en las regionales, los colegas intercambian conocimientos. Hace poco, los sudafricanos, por ejemplo, sugirieron que se concibiera un sistema informático antidopaje para teléfonos inteligentes.

“En Alemania, ya estamos poniendo en práctica ese sistema, y los japoneses también tienen interés en él, además de los Países Bajos y Suiza. Lo bueno es que no es necesario que cada país investigue y cree alternativas por y para sí mismo, sino que compartimos el saber y la experiencia, y ponemos las buenas ideas a disposición de todos, lo cual ahorra tiempo, dinero y personal”, explica Marlene Klein.

La experta comprobó que, en este intercambio internacional, son los países desarrollados los que más se benefician de los países en vías de desarrollo. Y cuenta el ejemplo de Bermudas, que cuenta con un excelente sistema de prevención y esclarecimiento antidopaje: “Los colegas en Bermudas son muy activos, y no sólo en el tema antidopaje, sino también en esclarecer a la población sobre problemas sanitarios, y cuentan además con programas muy buenos para combatir la adicción”, añade Klein.

Condiciones desiguales a nivel global

Sin embargo, a pesar de todas las actividades mencionadas, aún

CYCLING_DOPING_ULLRICH_ULR4.jpg

Jan Ullrich, ciclista alemán, y otros, se doparon para competir.

no puede hablarse de igualdad internacional respecto de las medidas antidopaje. Ni siquiera en lo que atañe al evento deportivo más importante del mundo, las Olimpiadas. “En Pekín”, señala Marlene Klein, “muchos países se quejaron de que ni siquiera la mitad de los atletas cumplieron con su obligación de registrarse, es decir, de avisar en qué aldea olímpica se los podía encontrar. La mayoría de ellos pasó por alto la norma y, con ella, los controles. Sólo 100 países cumplieron con esa obligación. Eso no es igualdad de condiciones”, critica la experta.

Pero también hay aspectos positivos que resaltan lo logrado en los últimos dos años. En los Juegos Olímpicos de Invierno, en Vancouver, los atletas debían registrarse en el sistema ADAMS para permanecer localizable a fin de que se los pudiera someter a controles antidopaje. Fue más fácil lograr que lo hicieran, porque había menos participantes. Está por verse si este sistema de registro logrará ser eficaz en la práctica para los Juegos Olímpicos en Londres, en 2012, dice Marlene Klein. También se cuestiona si esa medida tendrá el éxito esperado para que disminuya el empleo del dopaje en el deporte. Lo cierto es que la lucha contra este problema sólo puede tener éxito si se lleva a cabo a nivel global.

Autora: Sarah Faupel/ Cristina Papaleo
Editor: José Ospina Valencia