Gobierno sueco convoca elecciones anticipadas | Europa | DW | 03.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Gobierno sueco convoca elecciones anticipadas

Tras dos meses en el poder, el primer ministro socialdemócrata sueco, Stefan Löfven, convocó elecciones anticipadas para el 22 de marzo, luego de que el Parlamento echara abajo sus presupuestos para el próximo año.

Stefan Löfven () y Gustav Fridolin, del partido verde, en conferencia de prensa para anunciar la decisión del gobierno de centroizquierda.

Stefan Löfven (der.) y Gustav Fridolin, del partido verde, en conferencia de prensa para anunciar la decisión del gobierno de centroizquierda.

"Suecia se encuentra en una situación difícil", dijo Löfven, quien criticó a la oposición de centroderecha por no querer renegociar los presupuestos y no asumir su "responsabilidad" para frenar la influencia de la ultraderecha, tercera fuerza y cuyo apoyo resultó determinante para que no se aprobara el proyecto del Gobierno.

Apenas duró dos meses en el poder. El Gobierno en minoría sueco, integrado por socialdemócratas y ecologistas y presidido por Stefan Löfven, se vio abocado hoy (03.12.2014) a convocar nuevas elecciones para el 22 de marzo, después de que su coalición no consiguiese los suficientes apoyos para aprobar el presupuesto.

La última vez que se convocaron elecciones anticipadas en Suecia fue en 1958, hace más de medio siglo. El presupuesto que había presentado la coalición rojiverde fracasó, debido a que los populistas de derechas, Demócratas Suecos, votaron a favor del presupuesto alternativo de la oposición conservadora.

El fiel de la balanza

La alianza integrada por cuatro partidos más los Demócratas Suecos obtuvo 182 votos, frente a los 153 de la coalición rojiverde. Löfven ya había anunciado su dimisión si se daba este escenario. Las elecciones se podrán convocar oficialmente el próximo 29 de diciembre, justo tres meses después de las últimas legislativas.

Löfven acusó a la alianza conservadora de haber permitido a los populistas de derechas convertirse en el fiel de la balanza. Todos los partidos se mostraron de acuerdo en que no iban a otorgar una influencia decisiva a los Demócratas Suecos, a pesar del gran éxito obtenido en los comicios de septiembre. La propuesta de presupuesto presentada por la oposición fue la más votada en el Parlamento y Löfven ya había anunciado que, de ser así, iba a dimitir, ya que no quiere "gobernar con los planes presupuestarios de la oposición".

RML/MS (efe, afp/dpa)