Gobierno italiano gana voto de confianza por reformas laborales | Europa | DW | 08.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Gobierno italiano gana voto de confianza por reformas laborales

El gobierno del primer ministro italiano Matteo Renzi ganó en la noche de este miércoles un voto de confianza en el Senado para su reforma del mercado laboral, que es cuestionada por los sindicatos y la oposición. Renzi aseguró que la desregulación del mercado laboral, que contempla medidas para facilitar la contratación de personas, impulsará la creación de empleo. Su paquete de reformas prevé también una ampliación de los programas de beneficios sociales para los desempleados.

En el Senado, las reformas tuvieron el apoyo de 165 legisladores, mientras que 111 se opusieron y 2 se abstuvieron. La votación final se realizó después de un tenso debate parlamentario, en el que los senadores opositores acosaron con preguntas al ministro de Trabajo, Giuliano Poletti, lanzaron un libro contra el presidente del Senado, Piero Grasso, y saltaron sobre sus bancas para protestar contra el gobierno.

Renzi, que se encontraba en Milán, donde asistió a una cumbre de la Unión Europea (UE) sobre desempleo, cuestionó a sus críticos por haber montado "un show" y aseguró: "Estoy preocupado por el desempleo, no por la oposición" a las reformas.

Más de 2.000 personas se concentraron hoy cerca de la sede de la cumbre de la UE en Milán para protestar contra las reformas y se produjeron algunos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Los críticos de izquierda cuestionan los planes de eliminar el artículo 18, una cláusula establecida en el estatuto laboral que le da derecho a los trabajadores despedidos a demandar a sus empleadores para recuperar el puesto. Tras las reformas, estos sólo podrán recibir un pago por despido.

De todas formas, el proyecto de ley vinculado al voto de confianza no mencionaba el artículo 18, sino que establece un amplio marco de reformas y le da al gobierno un mandato para seguir trabajando en los detalles más adelante. La cámara baja del Parlamento, la Cámara de Diputados, realizará una votación separada sobre las reformas, por lo que las modificaciones no podrán ser implementadas por el gobierno por al menos varios meses más.

Italia está en medio de una de sus peores crisis desde la Segunda Guerra Mundial, en la que su economía se contrajo en 11 de los últimos 12 meses. El desempleo se ubica en más del 12 por ciento, mientras que la tasa de desempleados entre los menores de 25 años alcanzó un nivel récord en agosto del 44,2 por ciento (dpa).