1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Gobierno de Merkel defiende su política de exportación de armas

Entre enero y junio de 2016 Alemania concedió permisos de exportación de armas y equipamiento militar por valor de 4.029 millones de euros, lo que supone un incremento de 500 millones frente al mismo periodo de 2015.

Deutschland Steinmeier und Adel al-Jubeir in Berlin (picture alliance/AP Photo/B. v. Jutrczenka)

El ministro de Exteriores alemán, Frank Walter Steinmeier, saluda a su homólogo saudí, Adel al Jubeir, en Berlín el pasado mes de mayo.

El Gobierno alemán informó el miércoles (26.102016) de que en el primer semestre de este año autorizó la exportación de armas por valor de 4.030 millones de euros, algo más de un 15 por ciento más que en el mismo período del año anterior. El Gobierno alemán defiende su política de venta de armamento en el exterior, la describe como restrictiva y extraordinariamente transparente y asegura que concede una "especial importancia" al respeto de los derechos humanos en los países de destino del material de defensa.

El Consejo de Ministros aprobó un informe parcial que recopila las exportaciones de armas de Alemania durante el primer semestre de 2016, en el que también se destaca que el Ejecutivo de la canciller Angela Merkel rechazó 34 encargos por un valor total de 9,6 millones de euros, dado que los pedidos no se cumplían con los requisitos establecidos.

Cinco de los diez principales países de destino del armamento alemán son, según el informe, regiones en crisis. Argelia, Estados Unidos, Arabia Saudí, Corea del Sur y Suiza son los cinco primeros países por volumen de compra, seguidos por Holanda, Emiratos Árabes Unidos, Turquía, Francia y Reino Unido, según el informe. Turquía se confirmó como uno de los países que más adquisiciones armamentísticas alemanas ha realizado en el primer trimestre de 2016, pasando del puesto 25 de la lista al número ocho.

"Escenario terrorista”

El Gobierno de Angela Merkel concedió durante el primer semestre del año 2016 permisos de exportación de armas y equipamiento militar por valor de 4.029 millones de euros, cifra que supuso un incremento de más de 500 millones de euros en relación con el mismo periodo de 2015. El informedel Ministerio de Economía argumenta que estas cifras deben entenderse "en el contexto global de creciente gasto en armamento y con el totalmente nuevo escenario de amenaza terrorista".

Berlin Ostermarsch 2016 (picture-alliance/dpa/G. Fischer)

"Armas alemanas matan personas en todos los continentes", rezaba una pancarta durante una manifestación celebrada en Berlín este año.

El ministro de Economía, Sigmar Gabriel, aseguró en un comunicado que Alemania está siguiendo una política restrictiva de exportación de armas guiada por la responsabilidad y también por "los legítimos intereses de Alemania en política de seguridad". Y añadió: "El gobierno se mantiene en su responsabilidad con la seguridad internacional. Las exportaciones sirven, por ejemplo, para asegurar frontera, luchar contra la piratería, proteger aguas territoriales, defender el tráfico marítimo civil y luchar contra el terrorismo".

Las cifras revelan que, a pesar de que Gobierno alemán redujo ligeramente en ese tiempo la exportación de armas ligeras -11,6 millones, casi un 7 por ciento menos que en el primer semestre de 2015-, multiplicó por diez la venta en el exterior de munición para este tipo de armamento.

El 57,5 por ciento de las exportaciones tuvo como destino países que no pertenecen a la Unión Europea (UE), la OTAN o países considerados equivalentes, frente al 48,5 por ciento del mismo semestre del ejercicio previo. El Ministerio de Economía explicó que esta distribución regional es diferente a la habitual y que esto se debe a la autorización de un barco para la marina argelina, que supone un cuarto del volumen total permitido en el primer semestre del año.

JC (dpa, EFE, KNA)






 

DW recomienda