1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Gobierno de Colombia y FARC acuerdan plan para agilizar el proceso paz

El Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) acordaron en La Habana un plan para reducir la intensidad del conflicto en Colombia y agilizar el proceso de paz.

Las partes se proponen crear las condiciones para llegar a un acuerdo sobre un cese al fuego bilateral y definitivo, para lo que solicitarán el acompañamiento de un delegado del secretario general de las Naciones Unidas y otro de la presidencia de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

El Gobierno de Colombia se comprometió a poner en marcha a partir del 20 de julio "un proceso de desescalamiento de las acciones militares" contra la guerrilla izquierdista, si los rebeldes sostienen su compromiso de un cese al fuego unilateral. Ambas partes anunciaron que han decidido "acordar sin demoras" los términos de un cese del fuego bilateral sobre el que ya conversan desde hace meses a nivel de subcomisiones en el marco del proceso de paz en Cuba.

El objetivo del acuerdo es "agilizar" el proceso de paz en La Habana y "desescalar en Colombia", señalaron ambas partes, que comparecieron de forma conjunta en Cuba para dar a conocer el acuerdo. El presidente Juan Manuel Santos anunció vía Twitter que se dirigirá al país en la noche de este domingo (12.07.2015):

Desescalar

Las FARC arreciaron desde mayo sus ataques, en medio del proceso de paz que protagonizan con el gobierno colombiano en Cuba desde finales de 2012. Los negociadores de la guerrilla en La Habana habían declarado en diciembre de 2014 un cese del fuego unilateral e indefinido, pero lo levantaron en mayo a raíz de bombardeos que dejaron ese mes más de 40 guerrilleros muertos.

Desde entonces, los ataques se han presentado casi a diario contra sedes policiales, patrullas militares y la infraestructura eléctrica y petrolera. Esos ataques mermaron fuertemente en los últimos meses el apoyo al proceso de paz en la opinión pública colombiana.

El gobierno, que había ordenado desde marzo a la Fuerza Aérea suspender los bombardeos, en respuesta al cumplimiento de la tregua de las FARC, levantó esa medida por un ataque guerrillero que dejó 11 militares muertos en abril, cuando las FARC aún mantenían el compromiso de alto el fuego hecho en diciembre.

No obstante, el pasado miércoles (8.07.2017), el grupo guerrillero anunció que cumplirá un cese del fuego unilateral entre el 20 de julio y el 20 de agosto, para "generar condiciones favorables para avanzar con la contraparte en la concreción del cese al fuego bilateral y definitivo".

RML (efe, reuters, dpa)

DW recomienda