Globalización: reflexiones en la nieve de Davos | Economía | DW | 23.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Globalización: reflexiones en la nieve de Davos

La elite de la economía internacional se muestra este año reflexiva en el Foro Económico Mundial. ¿Necesita la globalización una reforma de fondo y es Davos el lugar apropiado para ello?

La economía mundial sigue cobrando impulso, según el Fondo Monetario Internacional. Normalmente, eso sería motivo para celebrar. Pero la jefa del FMI no está de humor. En Davos, Christine Lagarde señaló que "el crecimiento debe volverse más inclusivo”, no solo entre los países –lo que ya ha ocurrido en las últimas décadas- sino, sobre todo, también en el interior de cada país. A su juicio, "demasiada gente todavía está excluida de la recuperación”.

Durante décadas, Davos fue un lugar para las personas que forjan la globalización y se benefician de ella. Los jefes de consorcios internacionales, del sector financiero y de los Gobiernos estaban convencidos de que la apertura de fronteras para el flujo de mercancías, servicios y dinero convertiría al mundo en un lugar mejor.

Nacionalismo y proteccionismo

Pero en esta cuadragésimo octava edición del Foro Económico Mundial, innumerables ponencias se ocupan del tema de cómo se podría "reparar” la globalización y volverla más justa; o se preguntan si quizás el capitalismo necesita ser "protegido de sí mismo”. Desigualdad es la palabra que resuena en cada conferencia y en cada discusión. Los visitantes de Davos se muestran por esto días muy reflexivos.

La razón radica, de seguro, en el resurgimiento del nacionalismo, el proteccionismo y los recelos contra las elites, sobre todo en los prósperos países occidentales. El "brexit” y la elección de Donald Trump son los más claros ejemplos.

La persistente inequidad

Ver el video 01:33
Now live
01:33 minutos

Modi llama a abrir la economía mundial

En su discurso de apertura, el primer ministro de la India, Narendra Modi, intentó defender la globalización. Pero también él admitió que esta ha perdido su atractivo para muchos.

El presidente suizo, Alain Berset, que habló poco antes que Modi, subrayó que la idea de que los mercados resolverían por si mismos todos los problemas era equivocada. Según Guy Standing, profesor de la Universidad de Londres, los políticos han sido cómplices de lo sucedido. "Los impuestos a las empresas se han reducido a la mitad en los últimos 20 años, y esa tendencia continuará con la reforma tributaria estadounidense. Las empresas fueron subvencionadas indirectamente y por eso se produjeron grandes déficits presupuestarios”. Estos, a su vez, condujeron a adoptar medidas de ahorro, es decir, a recortes en el gasto social y en infraestructura. "Paralelamente, los sueldos reales se encuentran estancados desde hace 30 años”, añadió Standing.

Nueva situación

El tema de la desigualdad debe ser acometido. En eso concuerda la mayoría de los asistentes a Davos. Pero difieren en cuanto a la forma de hacerlo. Las propuestas van desde mayores regulaciones hasta el establecimiento de reglas internacionales más justas.

Algunos incluso no ven con tan malos ojos la tendencia hacia un mayor nacionalismo y proteccionismo. "Es la primera vez que tenemos que preguntarnos: ¿somos una empresa global con sede en Estados Unidos, o somos una empresa estadounidense que opera globalmente?”, dice Andrew Liveris, jefe de Dow Chemical, que efectúa dos tercios de sus ventas fuera del país. "Antes invertíamos el capital allí donde podíamos obtener mayores ganancias. No teníamos que reflexionar si se generaban empleos en Estados Unidos, México o China”, añade.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema