1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Gigantesca tormenta de arena causa estragos en Medio Oriente

Egipto, Siria, Jordania, Israel y Palestina se han visto afectados por la tempestad, que ha dejado al menos diez muertos y miles de personas hospitalizadas.

Pasan los días, pero la intensidad de la tormenta de arena que azota a Medio Oriente se niega a ceder. Hasta ahora, al menos cuatro personas han perdido la vida como consecuencia del fenómeno, y más de 2.000 han debido ser hospitalizadas en El Líbano, uno de los países más afectados, de acuerdo a cifras entregadas por el Ministerio de Sanidad. Egipto, Siria, Jordania, Israel y Palestina también han sido tocados, con mayor o menor intensidad, por la tormenta.

Este miércoles (09.09.2015) escuelas e instituciones públicas permanecieron cerradas en Líbano, mientras Egipto cerró el tráfico en cinco puertos del Mar Rojo, informaron las autoridades, así como vio también afectado su tráfico aéreo. La compañía Egyptair debió retrasar varios vuelos internacionales. En Siria, seis personas, entre ellas dos niños, murieron el martes por las tormentas, mientras que cientos de personas también necesitaron atención médica.

El Ministerio de Sanidad de Líbano informó que los hospitales están recibiendo pacientes con problemas respiratorios causados por el polvo y las bacterias y virus que el viento transporta. En Jordania, en tanto, la tormenta ha provocado atascos en el tráfico y también obligado a cerrar escuelas, sobre todo en las zonas periféricas desérticas. En Israel, las autoridades llamaron a todos los enfermos, personas mayores y embarazadas a permanecer en sus casas y a la población en su conjunto a evitar el esfuerzo físico.

Aún dos días más

La escasa visibilidad también ha afectado a los barcos. La Autoridad Portuaria del Mar Rojo de Egipto anunció el cierre de cinco de los nueve puertos instalados en esa zona, cuatro en la provincia de Suez y otro en la del Mar Rojo. En Israel, la Fuerza Aérea y las compañías aéreas que cubren rutas nacionales suspendieron sus actividades por culpa de la tormenta, que impide la visibilidad de los pilotos. En los vecinos territorios palestinos de Cisjordania y Gaza, las autoridades han advertido del peligro a la exposición prolongada.

Kamal Abdelfatah, profesor de geografía de la Universidad Birzeit, próxima a Ramala (Cisjordania), indicó que el fenómeno se originó en el norte y este de Arabia Saudita, se expande unos cuatro kilómetros en el aire y cruzó a Irak hace cuatro o cinco días en una ola de alta presiones, y tocó Siria el lunes. Advirtió de que la zona volverá a la normalidad en el plazo de unos dos días y recordó que se trata de un fenómeno conocido localmente como “jamsín”.

DZC (EFE, dpa)