Fukushima y la larga lucha radiactiva | Política | DW | 03.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Fukushima y la larga lucha radiactiva

La lucha para hacer frente a las fugas radiactivas en la central nuclear de Fukushima podría durar meses, según estima el Gobierno japonés.

default

Trabajadores de TEPCO en el reactor número 1. (Foto del 18 de marzo 2011)

El drama del complejo de Fukushima Daiichi de seis reactores se alarga ya a cuatro semanas, atemorizando a la industria atómica mundial y aumentando el sufrimiento de Japón tras un terremoto y tsunami que dejaron unas 27.500 personas muertas o desaparecidas.

La radiación se ha filtrado al océano, a los alimentos, el agua potable y al aire. Posiblemente se requieran varios meses hasta que se pueda acabar con todas las filtraciones de radiactividad, indicó el portavoz del gobierno, Yukio Edano, quien habló de una "larga lucha" contra la crisis nuclear.

Ingenieros japoneses que intentan poner fin a la peor crisis nuclear en el mundo desde Chernóbil se esfuerzan por sellar una grieta por la que se ha estado filtrando material altamente radiactivo al mar desde un pozo de concreto en el reactor número 2 en el complejo Fukushima Daiichi, uno de los reactores dañados. Los primeros esfuerzos por taponar con cemento la grieta en un muro de hormigón fracasaron. Este domingo intentarán taponar el área con un polímero químico para impedir así la fuga de agua.

Fukushima

¿Habrá sólo una grieta o faltan más por identificar?

Tokyo Electric Power Co (TEPCO) halló la grieta el sábado. La planta generaba lecturas de 1.000 milisieverts de radiación por hora en el aire al interior y esta grieta puede ser la fuente de la filtración que ha estado impulsando la radiación en el agua del mar a niveles 4.000 veces fuera del límite legal. En pruebas realizadas en el agua del mar a unos 20 y 30 kilómetros de la central se hallaron valores bajos de yodo y cesio, según informó la agencia de noticias Kyodo.

Miden por primera vez la radiactivad en zona evacuadas

El gobierno japonés y la empresa administradora TEPCO midieron por primera vez la radiactividad atmosférica en los 20 kilómetros evacuados en torno a la planta nuclear de Fukushima I, informó el canal de noticias NHK. Las mediciones registraron valores de hasta 50 microsievert por hora, según el canal.

El gobierno nipón y TEPCO habían medido hasta ahora sólo la radiactividad en zonas fuera del área de evacuación. Dentro de la zona no se habían realizado pruebas argumentando que la gente ya había sido evacuada y que el riesgo de radiación era muy grande para los técnicos. El gobierno espera los detalles de mediaciones en otras 30 localidades y anunció que pondrá las informaciones a disposición de expertos atómicos de Estados Unidos. Éstos habían pedido más análisis y ofrecieron evaluar medidas para evitar la propagación de elementos radiactivos.

Confirman dos muertes

Bajo una enorme presión por su manejo de la crisis y las condiciones previas de seguridad, TEPCO confirmó el domingo que dos de sus empleados desaparecidos desde el 11 de marzo fueron encontrados muertos en el sótano, y dijo que posiblemente fallecieron por el tsunami. Tras un análisis de las radiaciones, los restos mortales, en avanzado estado de descomposición, fueron entregados a los familiares.

La opinión pública demanda a TEPCO que aclare por qué los cuerpos de los hombres de 21 y 24 años no fueron hallados antes y cómo murieron, mientras que otros sobrevivieron.

Las acciones de TEPCO, la mayor empresa de servicios eléctricos de Japón, han caído un 80 por ciento desde el inicio de la tragedia y su presidente ejecutivo está en un hospital. El domingo varios cientos de japoneses protestaron contra la planta nuclear ante las oficinas de la compañía en Tokio.

Daños millonarios

Fukushima

Miles refugiados en las cercanías de Fukushima.

Aunque han pasado más de tres semanas desde el terremoto, alrededor de 164.000 personas todavía permanecen en centros de evacuación. El primer Ministro japonés, Neo Kan, recorrió el sábado las aldeas litorales devastadas en el norte de Japón, ofreciendo a los refugiados el apoyo del Gobierno para reconstruir sus casas y recuperar su estilo de vida.

Agricultores de las áreas rurales que rodean a la planta nuclear de Fukushima temen que los consumidores en Japón rechacen sus cosechas, dado su origen. Algunos productores agrícolas viajaron a Tokio durante el fin de semana y usaron contadores Geiger para probar a la gente que sus productos son seguros.

Los daños por el terremoto de magnitud 9,0 y el tsunami que le siguió minutos después en la costa noreste de Japón podrían llegar hasta 300.000 millones de dólares, el desastre natural más costoso del mundo.

Fuente: DPA/AFP/Reuters/CHP

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda