1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Fuerzas militares francesas de nuevo en la OTAN

El regreso de Francia a las estructuras militares de la Organización del Atlántico Norte y la reciente declaración de hacer callar las armas entre Israel y Hamas ocupan hoy a los columnistas europeos.

default

Policía germano-turco integrado en la OTAN.

El diario Le Monde, de Paris pregunta: “La reintegración (de Francia) en la estructura militar de la OTAN, prácticamente sin condiciones significa, sin duda, el fin de la independencia francesa que impusiera el General de Gaulle en los años sesenta.

Pero el nuevo rumbo también demuestra que Francia ha disminuido sus ambiciones de construir una ‘Europa de la Defensa’, como la habían concebido los presidentes Mitterrand y Chirac entre los años 80 y 90, con mayor o menor ahínco y que hicieron de Francia un importante actor autónomo.

Ahora queda la pregunta de si la nueva política es una señal de realismo o de abstención.”

Francia aún sueña con las Fuerzas Armadas de la Unión Europea

El periódico suizo Neue Zürcher Zeitung, de Zürich, analiza: “El regreso de Francia a la Organización del Atlántico Norte es resultado de las negociaciones de Francia por mantener la autonomía como poder nuclear.

En contraprestación París exige ‘una mejor distribución de las responsabilidades entre europeos y estadounidenses’ dentro de la alianza político-militar. Los franceses insisten en un refuerzo de las capacidades europeas para diseñar planes y desarrollar operaciones autónomamente. La idea de la instalación de un ejército comunitario de UE aparece ahora aún muy lejos de la realidad.”

Callan las armas entre Israel y Hamas

El rotativo alemán, Westdeutsche Zeitung, de Düsseldorf, apunta: “Ya se ganaría mucho si se parara la espiral de sangre entre ambos bandos que cada uno justifica como ‘revancha’.

Ahora tiene que demostrarse en la práctica si Hamas, de verdad, es capaz de controlar a sus grupos extremistas de violentos que libran una supuesta ‘Guerra Santa’ contra Israel disparando diariamente cohetes Kassem.

Sólo el hecho de que Israel haya entrado en diálogo con Hamas, debería ser considerado como una señal de que el Gobierno de Olmert busca, en serio, un equilibrio con los palestinos. O, por lo menos, esta señal no debería ser despreciada.”