1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Frustrada despedida

Alemania enfrenta este miércoles en Berlín a Inglaterra, en un compromiso que se pensó como la oportunidad para despedir de la selección nacional al portero Jens Lehmann; éste sin embargo, no fue invitado.

default

Jens Lehmann: promesa incumplida.

El partido de despedida, que hubiera sido una ceremonia inoficial –la Federación Alemana de Fútbol (DFB) recientemente participó en la que se llevó a cabo para Oliver Kahn, organizada por el Bayern Múnich- le fue aparentemente prometido a Lehmann por el gerente de la selección, Oliver Bierhoff, cuando anunció su retiro del equipo nacional, finalizada la Eurocopa en el verano pasado.

Joachim Löw nachdenklich bei PK vor Spiel gegen Finnland

Joachim Löw: ''Los jóvenes van primero''.

El cotejo contra Inglaterra en Berlín hubiera sido perfecto para rendirle un homenaje a Lehmann, y por ello todos contaban con su participación. El hoy portero del Stuttgart, de 39 años, jugó varios años en la isla, y varios de sus mejores amigos y ex colegas están activos en la Premier League y son integrantes de la selección inglesa.

Además fue en Berlín, en el Estadio Olímpico, donde Lehmann logró su mejor actuación con el uniforme de Alemania en el Mundial del 2006, en cuartos de final contra Argentina, cuando deteniendo los cobros de Ayala y Cambiasso, en la definición por penaltis, permitió que el país organizador pasara a semifinales.

Negativa del técnico

El entrenador alemán, Joachim Löw, en contravía a las expectativas, decidió no convocar a Lehmann para el partido argumentando razones deportivas, eso a pesar de que Bierhoff había públicamente anunciado hace un par de meses que “existe la oportunidad que en un juego amistoso Jens participe para recibir una merecida despedida y el enfrentamiento contra Inglaterra ofrece el marco perfecto para ello; adicionalmente él guarda muy buenos recuerdos de Berlín”.

El volante alemán Bastian Schweinsteiger también consideraba esta la ocasión perfecta para que Lehmann por última vez defendiera la portería de la selección: “para Jens hubiera sido una gran cosa poder jugar en Berlín este partido debido a su pasado en el fútbol inglés”.

Mannschaftskapitän Michael Ballack

El capitán Ballack no estará, por lesión.

Löw, en cambio, sostuvo que “los partidos de la selección debe ser usados para brindarle la oportunidad a los jóvenes guardametas de acumular experiencia internacional; Lehmann es un gran profesional y ha entendido y aceptado esa decisión, el enfrentamiento contra Inglaterra es muy importante para el futuro de nuestra valla”, dijo.

Reacciones

En Stuttgart la no nominación de Lehmann para el cotejo en Berlín no fue bien recibida, el gerente del club para el cual juega el portero, Horst Held, sostuvo, en dirección a Bierhoff, que “uno debe cumplir lo prometido”.

En tanto Markus Babel, asistente técnico del equipo, vio en la decisión de Löw las consecuencias del largo enfrentamiento entre éste y los volantes del seleccionado, Michael Ballack y Thorsten Frings, “el entrenador nacional hubiera tomado las cosas con mayor ligereza si en el equipo reinara la armonía”.

Oliver Kahn, predecesor de Lehmann en la valla del seleccionado alemán, fue de la opinión que si se hubiera hecho un partido de despedida para el portero entonces la práctica tomaría dimensiones imprevistas: “algún día también se retirarán Ballack, Schweinsteiger y todos los otros; me hubiera alegrado por Jens, pero si eso se hiciera entonces habría que empezar desde atrás con las despedidas iniciando con Uwe Seeler”.

Länderspiel Irland Deutschland Pressekonferenz

Oliver Bierhoff: la manzana de la discordia.

Por su parte el aparente iniciador de la confusión, el gerente de la selección Oliver Bierhoff, modificó su pensamiento y ahora dice que “hay otros jugadores que también merecen una despedida, el problema es por dónde se empieza y dónde se termina”.

El propio Lehmann no ha expresado su punto de vista recientemente, cuando lo hizo, hace un par de meses, dijo “quiero jugar contra Inglaterra mi último partido”, pero eso fue cuando se creía en una despedida que se frustró.

DW recomienda