1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Friburgo: el odio en la red

El asesinato de una estudiante de Friburgo pasó a ser una cuestión política tras haberse detenido como sospechoso un refugiado menor de edad. Mientras unos advierten de generalizar, en la web aumenta el odio.

El caso  se convirtió en tema nacional en la noche del sábado, cuando el noticiero de la emisora pública ARD no mencionó nada sobre la detención de un sospechoso ni sobre que fuese un refugiado de Afganistán. La crítica no se hizo esperar y la redacción tuvo  que intervenir defendiéndose en Facebook, donde argumentó que era un caso de "importancia regional”.

A raíz de esa declaración, aumentaron las opiniones en contra de la emisora y los usuarios de Twitter aprovecharon para canalizar su descontento bajo el hashtag #Regionalebedeutung (importancia regional). Al final, las redes sociales se convirtieron en escenario de un intenso cruce de opiniones sobre política de refugiados, cultura de bienvenida y sobre cómo informar sobre los delitos cuando los sospechosos son inmigrantes.

Aunque muchos de los usuarios traten de ser objetivos, abundan los comentarios xenófobos.  Cuando el diario Badischer Zeitung, de Friburgo, publicó este fin de semana un artículo sobre el sospechoso, su página de Facebook tuvo que enfrentarse a un alud de comentarios que incitaban al odio, hasta que la consternada redacción decidió publicarlos para mostrar el alcance de ese "abismo de Facebook”.  

Recopilación selectiva de datos

En referencia a los delitos cometidos por migrantes, algunos usuarios acusan a los medios de informar de forma poco objetiva. "Colonia solo fue la punta del iceberg”, dice el proyecto "Caso Aislado XY” sobre  esa distorsión de la realidad. Desde 2015, sus administradores registran en el mapa de Alemania todos los delitos perpetrados por migrantes y refugiados. Según ellos, usan los avisos policiales y los medios como fuente, y en el mapa tienen categorías como disturbios, amenazas, diversos, acoso sexual y violaciones. 

Sobre Friburgo, los responsables de este proyecto aprovecharon para recordar en Twitter "que no se trataba de un caso aislado y que este año ya se han producido más de 195 violaciones y 300 crímenes mortales”.  Aun así, los responsables del proyecto rechazan en su página de Facebook que pretendan alimentar la sospecha generalizada contra los inmigrantes, a la vez que se distancian de la extrema derecha.

Otra  de las páginas referentes a este tema es "Rapefugees.net”., que dirige la atención a supuestos delitos cometidos por migrantes. En la página se critica a los medios por no hablar claro del problema. Según los propios administradores, no pretenden allanar el terreno a la extrema derecha pero al mismo tiempo escriben sobre "solicitantes de asilo, refugiados, migrantes y Rapefugees".

¿Y si hubiese sido un turista americano?

Entre esa distorsionada discusión de la red, destaca la opinión de algunos políticos que se han visto obligados a reaccionar. "Aunque sea duro decirlo, estos delitos tan terribles ya se producían antes de que llegase el primer refugiado de Siria o Afganistán”, escribió Sigmar Gabriel, jefe del SPD, en Facebook. 

También el alcalde de Friburgo, Dieter Salomon, destacó en la emisora DeutschlandFunk que las condenas generalizadas no tienen sentido: "Imagínese que hubiese sido un turista americano. ¿Dirían que no habría pasado si no se permitiese la entrada de turistas americanos? ¿O cuestionarían la movilidad de la UE si hubiese sido un polaco o un checo? ". 

El tema llego a ocupar hasta la agenda de la Confedencia Federal de Prensa. Su portavoz, Steffen Seibert, calificó la violación y el asesinato como un crimen horrible, a la vez que recordó que se trata de un caso perpetrado por un refugiado afgano en particular, " y no de todo un grupo como los afganos o los refugiados”.

DW recomienda