Freno a “turismo de drogadictos” en tres provincias de Holanda | Europa | DW | 01.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Freno a “turismo de drogadictos” en tres provincias de Holanda

En tres provincias del sur de Holanda entró este 1° de junio de 2012 en vigor una nueva ley que limita el acceso a los “coffeshops” o cafés para el consumo de drogas, exclusivamente a los ciudadanos holandeses.

Coffeeshop en Amsterdam.

Coffeeshop en Amsterdam.

La medida ha sido tomada con el objetivo de poner freno al "turismo de las drogas" proveniente de los países vecinos, sobre todo Alemania, Francia y Bélgica.

La nueva legislación, aprobada el pasado 1 de enero, entró en vigor para los coffeshops de tres provincias del sur de los Países Bajos: Zelandia, Brabante y Limburgo. Está previsto que la medida se aplique en todo el país a partir del año que viene. Los coffeshops pueden dispensar cantidades muy determinadas de drogas blandas, como la marihuana.

Con la nueva ley, los holandeses tienen que acreditar su nacionalidad holandesa y registrarse en los coffeshops. Como mucho, los coffeshops pueden contar con 2.000 miembros registrados. Onno Hoes, alcalde de Maastricht, en el extremo sureste de Holanda, fronteriza con Alemania y Bélgica, defendió la medida.

Crece criminalidad por política permisiva

Plantación de marihuana en Made, Holanda.

Plantación de marihuana en Made, Holanda.

"Tenemos demasiados altercados debido al turismo de drogadictos en busca de drogas y su consumo libre. Los habitantes de Maastricht, tanto en el centro, como en los barrios periféricos, se quejan cada vez más de problemas de criminalidad y molestias relacionadas con las drogas. Con estas medidas, se pondrá fin a todo eso", aseguró Hoes en declaraciones que hoy reproduce el periódico holandés NRC.nl.

No obstante, la legislación no es del agrado de todos. Poco después de que fuera aprobada la ley, en enero pasado, los propietarios de 19 coffeshops de esas tres provincias presentaron una moción ante la Justicia con el objetivo de intentar frenarla, al considerar que se les obligaba a "discriminar" entre holandeses y extranjeros.

La Justicia holandesa se pronunció la semana pasada en contra de la iniciativa y desestimó la demanda. La Asociación Oficial de Coffeshops de Maastricht (VOCM) presentó un recurso contra la decisión, todavía pendiente de resolución.

Los coffeeshops son establecimientos en los cuales, además de la venta de bebidas y comida, se permite la venta de cantidades limitadas de cannabis para uso personal. No pueden vender alcohol o drogas duras.

Fuente: dpa

José Ospina-Valencia

DW recomienda