1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Freddy Guevara: “Nos organizaremos para defendernos”

El primer vicepresidente del Parlamento venezolano, Freddy Guevara, habló con DW sobre la Asamblea Nacional Constituyente promovida por el oficialismo y la consulta popular pautada por la oposición para el 16 de julio.

Venezuela Freddy Guevara Vize-Parlamentschef (Reuters/C. Garcia Rawlins)

En primer plano (der.), Freddy Guevara, primer vicepresidente del Parlamento venezolano.

El 3 de julio de 2017, la mayor alianza de partidos opositores de Venezuela –la Mesa de la Unidad Democrática (MUD)– y representantes de la sociedad civil firmaron un documento titulado “¡Que sea el pueblo el que decida!”, donde se propuso la organización de un “plebiscito” en torno a la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por el oficialismo, al papel de las Fuerzas Armadas en la protección de la institucionalidad democrática y a la conformación de un “Gobierno de unidad” como mecanismo para restituir el orden constitucional en el país caribeño. Dos días más tarde, después de que civiles armados identificados con el chavismo sitiaron el Palacio Legislativo de Caracas y agredieron brutalmente a sus ocupantes, la mayoría opositora en el Parlamento avaló el llamado a la consulta popular en cuestión. La misma se llevará a cabo el 16 de julio. DW habló sobre estos acontecimientos con Freddy Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional.

Deutsche Welle: Diputado Guevara, ¿cómo se encuentran los parlamentarios y empleados de la Asamblea Nacional heridos por los simpatizantes del chavismo que asaltaron el Palacio Legislativo el 5 de julio?

Freddy Guevara: El cuadro clínico de algunos de ellos es delicado porque sufrieron lesiones craneales; pero, por fortuna, a la mayoría ya se le ha dado de alta.

A pesar de aquel suceso, la mayoría opositora en el Parlamento consiguió aprobar la convocatoria a una consulta popular para el 16 de julio en la que se le preguntará a la ciudadanía, entre otras cosas, si rechaza o reconoce el llamado del Ejecutivo a una Asamblea Nacional Constituyente. ¿Qué argumentos esgrimen los diputados opositores contra la Constituyente del “hombre fuerte” de Caracas, Nicolás Maduro?

En primer lugar, su realización no fue aprobada por el pueblo venezolano. Impulsar un proceso constituyente no puede ser decidido por una persona. La Constitución venezolana establece que es el pueblo el que convoca a una Asamblea Nacional Constituyente, aunque la iniciativa para ponerla en marcha la pueden tener la Asamblea Nacional, el Presidente de la República o el 15 por ciento de los electores. Tan es así que el Tribunal Supremo de Justicia emitió una sentencia absurda donde se alega que el pueblo sólo vota por la Asamblea Nacional Constituyente cuando es el pueblo el que la propone; pero que si la propone el presidente o la Asamblea Nacional, el pueblo no vota por ella. Evidentemente, eso es absurdo. Antes de que se eligiera la última Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela ésta tuvo que ser aprobada por el pueblo porque una Constituyente implica, por definición, una transformación absoluta del Estado. Maduro no tiene el derecho de decidir por todo un país la transformación de la estructura del Estado.

En segundo lugar, las reglas de juego planteadas por Maduro para activar la Asamblea Nacional Constituyente no tienen sentido ni son legales. Entre otras cosas, una persona puede votar más de una vez y queda a discreción del oficialismo decidir quiénes votan o no por los ocupantes de ciertos cargos. Y eso sin mencionar que la distribución electoral está amañada para que el oficialismo gane: el 20 por ciento de los electores puede elegir al 60 por ciento de los constituyentistas.

Liderados por el coronel Bladimir Lugo, los guardias nacionales a cargo de la seguridad de la sede del Parlamento se abstuvieron de intervenir para repeler el ataque del 5 de julio contra los legisladores. Futuras investigaciones revelarán si más bien lo facilitaron. Eso obliga a preguntar: ¿cómo se garantizará la seguridad de quienes salgan a la calle el 16 de julio para participar en la consulta popular?

Bueno, el mismo pueblo lo hará… Nos vamos a organizar para poder defendernos, tal como nos hemos defendido todos estos días de los delincuentes apoyados por el oficialismo y de la Guardia Nacional Bolivariana…

…Disculpe usted: la seguridad de los manifestantes no parece estar garantizada por nada ni nadie…

…Y por eso tenemos más de ochenta muertos. Pero nosotros no vamos a dejar de ejercer nuestro derecho por temor a las represalias. En el momento en que dejemos de ejercer nuestro derecho por miedo a la represión, nos habremos convertido en esclavos.

Ver el video 42:29

Cuadriga - Crisis en Venezuela: ¿empieza la hora cero?

En un video puesto en circulación por la propia Asamblea Nacional se alega que se invitará a veedores internacionales para que avalen el desarrollo transparente de la consulta del 16 de julio. ¿Qué personalidades o instancias han aceptado la invitación hasta ahora?

Yo no estoy trabajando directamente en ese ámbito. Hay un equipo encargado de definir esos detalles y espero que pronto ofrezcan información al respecto.

El segundo planteamiento que se hará en la consulta popular reza: “Que el pueblo decida el rol que demanda a los funcionarios y la Fuerza Armada Nacional para restituir el orden constitucional”. El tercero y último habla de renovar los poderes públicos, conformar un Gobierno de unidad y realizar elecciones transparentes y libres según lo establecido en la Constitución. ¿Qué instancias chavistas apoyan la consulta popular del 16 de julio?

Nicmer Evans se ha pronunciado al respecto, arguyendo que le parece pertinente que el pueblo sea consultado, aunque hay cambios que él quiere proponer. Pronto irán saliendo nuevos nombres.

Esta consulta ha causado fuertes reacciones en ciertos sectores del chavismo y del antichavismo. Nicmer Evans, vocero de la formación chavista no-madurista Marea Socialista hasta hace poco, rechaza la idea de conformar un Gobierno de unidad. Y en las antípodas se critica la generación de falsas expectativas, alegando que la consulta no es constitucional ni vinculante ni viable en términos técnicos y logísticos. ¿Qué otros puntos controvertidos quedan por discutir y resolver?

Hay varios, pero ya las preguntas que se harán en la consulta han sido aprobadas. Y así ha sido convocada la consulta.

Si los recursos económicos del Parlamento han sido bloqueados por los poderes públicos alineados con el Ejecutivo y el Consejo Nacional Electoral no respalda el evento del 16 de julio, ¿cómo se financiará el proceso de organización de una consulta popular pautada con tan poca antelación? Si miramos más allá, la misma pregunta aplica para la realización de elecciones anticipadas y la operatividad de un Gobierno de unidad…

Lo financiaremos como nos ha tocado financiar toda nuestra lucha: a través de los aportes de particulares, de venezolanos comunes y corrientes que quieren salir de esta crisis.

¿Esas fuentes de financiamiento han sido suficientes hasta ahora para el desarrollo de las actividades del Parlamento?

Obviamente no, porque tenemos una gran cantidad de procesos que cubrir. Pero sí para la consulta del 16 de julio. Recordemos que, aunque la Asamblea Nacional convocó a este evento, el mismo fue propuesto por diversos sectores de la sociedad: los cuatro principales sindicatos del país, la asociación de transportistas, la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (FEDECÁMARAS)… De hecho, este viernes (7.7.2017) anunciamos que los garantes de este proceso serán los rectores de las cinco principales universidades nacionales.

En las redes sociales venezolanas se palpa el temor a que se sacrifiquen los llamados a protestar en la calle para convocar a la consulta popular o negociar respaldos con el chavismo. ¿Es fundado ese recelo?

Es normal que mucha gente quiera evitar que la calle se ‘enfríe’. Y, en realidad, nosotros tampoco queremos eso. Pero también es lógico que, de cara a un proceso como el del 16 de julio, concentremos todos nuestros esfuerzos en organizar la consulta. Porque esa consulta va a ser un detonante que va a permitir intensificar la fuerza de la calle. 

¿Ya está conformado el Gabinete en la sombra del aludido Gobierno de unidad?

No.

¿Qué tan plural será ese Gobierno de unidad?

Deberá incluir a todos los sectores sociales y políticos del país que quieran restituir la democracia en Venezuela.

Evan Romero-Castillo

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema