1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Francisco realiza multitudinaria misa en Guayaquil

El papa vivió su primer baño de masas en Ecuador, donde miles de fieles lo esperaron durante horas.

Unas 800.000 personas estiman las autoridades que llegaron este lunes (06.07.2015) hasta el parque Los Samanes, en Guayaquil, para asistir a la misa campal que brindó el papa Francisco en Ecuador, en la primera parada de su gira por América Latina. Miles de fieles incluso acamparon esperando al pontífice y soportaron elevadas temperaturas antes de que cumplieran su sueño de ver a Jorge Mario Bergoglio.

En su homilía, Francisco resaltó el valor de la familia. “Lo mejor para la familia está por venir, aunque todo parece derrumbarse, recen y esperen”, dijo durante la misa. El papa aseguró que desde la pareja se forma la familia, en la que se aprende “a amar, a pedir perdón, a perdonar, a construir una cultura de vida compartida y del respeto a quienes nos rodean”. Francisco hizo hincapié también en la solidaridad con los mayores, los desempleados y los que atraviesan problemas.

Antes de iniciar la ceremonia litúrgica, el líder religioso hizo un recorrido por el parque con el papamóvil, aunque sin detener el vehículo para acercarse a las personas, como hiciera durante su visita a Brasil en 2013 para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Antes del recorrido del vehículo papal, los bomberos lanzaron agua con mangueras para refrescar a los fieles en medio de las altas temperaturas, que rondaron los 30 grados.

Bromas y humildad

Antes de la misa campal, Francisco visitó el santuario de la Divina Misericordia en Guayaquil, donde se reunió con niños con discapacidades, enfermos terminales, ancianos y religiosos. “Le voy a pedir a Jesús para cada uno de ustedes mucha misericordia y a la Virgen que esté siempre al lado de ustedes”, dijo Bergoglio. “Les dejo bendiciones pero no les voy a cobrar nada”, bromeó. “Pero les pido por favor que recen por mí. ¿Me prometen?”, añadió.

El papa llegó a Guayaquil desde Quito en la mañana y fue recibido en el aeropuerto por autoridades locales. Enseguida se trasladó al santuario utilizando un Fiat Idea plateado con patentes de la Ciudad del Vaticano que solicitó para los recorridos sin el papamóvil. A lo largo de los 13 kilómetros de distancia entre el aeropuerto y el santuario se vieron personas apostadas al borde del camino que lanzaron flores e intentaron ver al papa pasar en su vehículo.

Este martes 7 de julio el papa celebrará otra multitudinaria misa en el Parque del Bicentenario de Quito.

DZC (dpa, Reuters)

DW recomienda