1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Francia moderniza sus armas nucleares

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, llamó este Viernes Santo a Estados Unidos y China a ratificar el acuerdo ya firmado sobre la prohibición de pruebas nucleares.

Sarkozy realizó las declaraciones en Cherburgo, donde presentó el submarino atómico "Le Terrible", que desde el Canal de la Mancha podrá alcanzar con misiles intercontinentales objetivos como Pekín o Islamabad.

Sarkozy agregó que siguiendo el ejemplo francés además deberían ser desmantelados todos los centros de pruebas nucleares.

Dijo que Francia es el único Estado que puso en práctica el tratado, y que los centros de prueba en el Pacífico fueron reformados. «Francia nunca participó en la carrera armamentista», sino que se limita a «lo estictamente necesario», aseguró.

Sarkozy prometió reducir en un tercio el número de los bombarderos nucleares y las cabezas nucleares a «menos de 300».

Se espera que en 2010 el "Terrible" sea el primer submarino estratégico francés con 16 cohetes intercontinentales del tipo M51, que pueden llevar hasta seis cabezas nucleares a más de 8.000 kilómetros de distancia. Otros cohetes galos más antiguos, como los M45, tienen un alcance de 6.000 kilómetros.

Un 85 por ciento de las cabezas atómicas francesas fueron diseñadas para ser lanzadas desde submarinos atómicos, además de 60 bombarderos nucleares. El "Terrible", de 138 metros de largo, con 111 tripulantes, es el cuarto y último submarino estratégico de la nueva generación.

Costó 2.400 millones de euros (3.705 millones de dólares), lo mismo que 300 tanques de combate modernos. La energía para el impulso es brindada por un reactor nuclear que podría suministrar energía para una ciudad de 100.000 habitantes. Bajo el agua, el «Terrible» navega a unos 25 nudos (unos 46 kilómetros) por hora y desplaza 14.000 toneladas. Cada unos de los misiles M51, de 12 metros de largo, pesa 56 toneladas.

Francia prepara la reorientación de su gasto militar, que representa el 1,8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Una comisión propuso reducir hasta 2014 el número de soldados en 35.000 y cerrar 53 bases en Francia. La reducción del número de bombarderos nucleares tiene como fin financiar el equipamiento de las tropas con nuevas armas, entre otros aviones de combate «Rafale» y un segundo portaaviones.