Francia aconseja retirarse los implantes PIP | Salud | DW | 23.12.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

Francia aconseja retirarse los implantes PIP

Francia instó a 30 mil mujeres a retirarse las prótesis mamarias fabricadas con un gel de silicón industrial barato, debido a la frecuencia de roturas y pese a que no se tienen pruebas de que provoquen cáncer.

default

Una mujer portadora de un implante PIP presenta su tarjeta de salud.

En un llamado sin precedentes en la historia de la cirugía plástica, las autoridades sanitarias francesas exhortaron a unas 30 mil mujeres en Francia, que llevan implantes mamarios fabricados por la empresa PIP (Poly Implant Prothese) a retirárselos debido a la frecuencia con que han presentado roturas, aunque la sospecha de que pueden provocar cáncer no se ha confirmado.

En la mayoría de los implantes PIP fue utilizado un gel industrial de silicón a menudo utilizado en electrodomésticos y computadoras, que resulta diez veces más barato que el que se usa para fines médicos. Las autoridades galas registraron una frecuencia inusual de roturas y muchas mujeres se quejaban de infecciones. Tras la aparición de ocho casos de cáncer, dos de ellos con desenlace mortal, las autoridades galas pusieron el gel empleado por PIP bajo sospecha.

El ministro de salud de Francia, Xavier Bertrand declaró que incluso sin indicios médicos que vinculen los implantes al riesgo de padecer cáncer, es aconsejable extraerlos. Según investigaciones realizadas por el Instituto Nacional para el Cáncer, los implantes no suponen un mayor riesgo en comparación con otros existentes en el mercado.

Frankreich Brustimplantat von PIP

Implantes de PIP, iguales que los otros.

Rumor cundió como pólvora

El sueño por un pecho curvilíneo de muchas mujeres se convirtió en una pesadilla de la noche a la mañana cuando los temores sobre la seguridad de los implantes PIP se propagaron por el mundo esta semana, al dar las autoridades galas la voz de alarma. Los implantes son utilizados para aumentar el tamaño del pecho o para reemplazar el tejido mamario perdido.

“No es sólo Francia la que está preocupada. Estamos pensando en 300.000 a 400.000 víctimas potenciales en el mundo", dijo Alexandra Blachere, líder de un grupo francés de pacientes con implantes de PIP.  Blachere dijo que mujeres en Italia y España se habían puesto en contacto con ella preocupadas por sus implantes y aseguró que se han registrado problemas en países como Venezuela y Brasil.

Antes de que la compañía PIP se declarara en quiebra en el 2010, los implantes fueron exportados a Latinoamérica y países europeos occidentales, particularmente a Gran Bretaña y España. En Gran Bretaña se estima que entre 40.000 y 50.000 mujeres llevan dichos implantes. En España se estima que el número de casos asciende a 5.000.

Brustimplantat

El implante PIP se rompe más frecuentemente que los de otras marcas.

Mercados de exportación

Venezuela, Brasil, Colombia y Argentina ocuparon más del 58% de las exportaciones de PIP en el 2007 y el 50% en el 2009. Tras la alerta francesa, las autoridades venezolanas se pronunciaron públicamente para que los implantes no usados todavía se devolvieran. En Argentina y Brasil la importación y la comercialización de este producto fue prohibida en abril de 2010. Colombia prohibió la implantación de prótesis PIP el pasado mes de octubre.

En Estados Unidos las prótesis mamarias de silicón fueron prohibidas en 1992 bajo la sospecha de que podían causar cáncer. Después de 14 años de litigios judiciales, la agencia estadounidense del medicamentos FDA autorizó de nuevo el uso de implantes de silicón en las cirugías de reconstrucción e intervenciones para aumentar el pecho, con la restricción de que sólo podían someterse a estas cirugías mayores de 22 años.  Pero sólo han sido autorizadas dos marcas que no son PIP, que proporcionaron datos sobre la frecuencia de roturas y se mostraron dispuestas a trabajar con la FDA en estudios sobre riesgos de los implantes.

Symbolbild Brustkrebsvorsorge

Han sido prohibidos ya en muchos países aunque no se tienen pruebas fehacientes de que producen cáncer.

Denuncias de más de dos mil mujeres

En Francia, la fiscalía de Marsella ha recibido las denuncias de más de 2.000 mujeres. Según el ministerio de Salud galo ocho mujeres con implantes PIP desarrollaron cáncer, dos de ellas han muerto ya, sin que se haya podido constatar un vínculo directo entre los implantes y la enfermedad. Unas 30.000 mujeres en Francia se sometieron a intervenciones quirúrgicas para aumentar el pecho o sustituírlo tras una extracción por cáncer.

Los costos por la extirpación de las prótesis PIP, estimados en 60 millones de euros serán asumidos por los seguros de salud galos. Pero sólo se restituirá el costo de su sustitución en los casos de aquellas mujeres que se sometieron a una reconstrucción por razones médicas y no estéticas.

La marca PIP, fundada en 1991 en la Costa Azul francesa, cerca de Tolón, llegó a ser el cuarto fabricante mundial de implantes mamarios, pero atravesó un período de dificultades financieras y acabó declarandose en quiebra. Según el diario francés Le Parisien, la empresa trabajaba sin cumplir todos los lineamientos de las autoridades francesas.

Autora: Eva Usi

Editor: Enrique López

DW recomienda