1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Fipronil en los huevos: poco apetitoso

En Alemania, Bélgica y los Países Bajos hay un gran revuelo por huevos contaminados con insecticida. Las autoridades recomiendan que, sobre todo, los niños no los consuman.

Fipronil es un insecticida y no debe usarse en una granja avícola. Probablemente, un desinfectante llamado "Dega 16" entró en contacto con Fipronil y así llegó el insecticida a las granjas. La presencia de Fipronil fue probada ahora también en Alemania, en el estado de Baja Sajonia. Las autoridades analizan ahora si otros huevos producidos en ese estado fueron contaminados también con el insecticida. Ya fueron cerradas algunas granjas.

¿Qué es Fipronil?

Fipronil es un insecticida. Se usa como plaguicida y, en los animales, para combatir las pulgas, los piojos, las garrapatas, las cucarachas y los ácaros. Pero no debe aplicarse a animales destinados a la alimentación humana, por ejemplo, a gallinas que producen huevos. Fipronil es peligroso también para las abejas. Para protegerlas, está prohibido utilizar el insecticida en cultivos de maíz.

Más información:

Estudio europeo: los insecticidas acaban con las abejas

Greenpeace denuncia restos de plaguicidas en especias

¿Cuán peligroso es el Fipronil?

El Fipronil puede ser absorbido a través de la piel o penetrar en el cuerpo por vía oral. Comer huevos contaminados con Fipronil puede provocar daños en el hígado, los riñones y la tiroides. También puede provocar eczemas y comezón en los ojos. Los adultos pueden comer hasta tres huevos contaminados por semana sin que los afecte.

Los niveles de Fipronil medidos en los huevos afectados no son muy altos y, por lo tanto, son inofensivos para adultos. Pero las autoridades y los expertos aconsejan no dar de comer huevos a niños.

¿Cómo llega el Fipronil al huevo?

Si animales están infectados con los insectos arriba mencionados y son tratados con Fipronil, pueden absorber el insecticida a través de la piel o, en el caso de las gallinas, del plumaje. En los productos derivados de esos animales se encuentran luego residuos del insecticida, también en los huevos. Fipronil llegó hasta las gallinas a través del desinfectante Dega 16.

¿Cómo puede reconocerse un huevo contaminado con Fipronil?

En la Unión Europea, cada huevo está marcado con un código. Así, los consumidores pueden saber de qué país y de qué empresa proviene el huevo. Los huevos de Bélgica, Holanda y Baja Sajonia no gozan actualmente de mucha popularidad. 

DW recomienda