1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Fidel Castro abandona funciones principales de gobierno

El convaleciente presidente cubano, Fidel Castro , anunció hoy su retirada de la primera línea del poder, al afirmar que no "aceptará" ni "aspirará" a los puestos de jefatura de Estado ni de Comandante en Jefe.

default

Fidel Castro en foto de archivo.

El convaleciente presidente cubano, Fidel Castro , anunció hoy su retirada de la primera línea del poder, al afirmar en el diario "Granma" que no "aceptará" ni "aspirará" a los puestos de jefatura de Estado ni de Comandante en Jefe que serán elegidos en una reunión parlamentaria el próximo domingo.

"Les comunico que no aspiraré ni aceptaré -repito- no aspiraré ni aceptaré, el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe", señala Castro , de 81 años, en un "Mensaje del Comandante en Jefe" que publica hoy el órgano estatal del Partido Comunista Cubano.

"Traicionaría (...) mi conciencia ocupar una responsabilidad que requiere movilidad y entrega total que no estoy en condiciones físicas de ofrecer. Lo explico sin dramatismo", agrega el mandatario, convaleciente desde hace casi 19 meses de una enfermedad de tipo intestinal nunca revelada que le ha mantenido todo este tiempo alejado de la vida pública.

El próximo domingo, la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral cubano) se reunirá en su primera sesión tras las elecciones del pasado 20 de enero. De acuerdo con la ley cubana, en dicho encuentro los 614 nuevos diputados, entre los que figura Fidel Castro , deben elegir de entre sus filas a los 31 miembros del Consejo de Estado, cuyo presidente ejerce a la vez el puesto de jefe de Estado y de gobierno.

Desde que se instituyera este sistema, en 1976, Fidel Castro había venido ocupando de forma ininterrumpida este doble cargo. Su larga convalecencia -el 31 de julio de 2006 delegó de forma "provisional" sus poderes en su hermano Raúl, y nunca más volvió a comparecer en público- alentaron sin embargo las expectativas de un cambio en la cúpula cubana, tras casi medio siglo con Castro al frente de los designios de la isla.

Según indica hoy Castro en su "mensaje", ya había ido adelantando "discretamente" esta noticia en las pasadas semanas, como cuando, en una misiva enviada el 17 de diciembre a un programa de la televisión estatal, afirmó: "Mi deber elemental no es aferrarme a cargos, ni mucho menos obstruir el paso a personas más jóvenes, sino aportar experiencias e ideas cuyo modesto valor proviene de la época excepcional que me tocó vivir".

Sin embargo, su decisión de volver a aspirar al puesto de diputado en los comicios del pasado enero y el apoyo de toda la cúpula cubana habían dejado las puertas abiertas a una eventual reelección en los máximos puestos políticos del país.

De acuerdo con Fidel Castro , entre las filas del PCC hay personas con la "autoridad y experiencia" para "garantizar el reemplazo" de su persona en el futuro del gobierno de Cuba.

"Afortunadamente nuestro proceso cuenta todavía con cuadros de la vieja guardia, junto a otros que eran muy jóvenes cuando se inició la primera etapa de la revolución. Algunos casi niños se incorporaron a los combatientes de las montañas y después, con su heroísmo y sus misiones internacionalistas, llenaron de gloria al país", señala Castro , y asevera: "Cuentan con la autoridad y la experiencia para garantizar el reemplazo".

"Dispone igualmente nuestro proceso de la generación intermedia que aprendió junto a nosotros los elementos del complejo y casi inaccesible arte de organizar y dirigir una revolución", agrega.

Con todo, Castro advierte que "el camino siempre será difícil y requerirá el esfuerzo inteligente de todos", por lo que realiza advertencias a los futuros líderes:

"Desconfío de las sendas aparentemente fáciles de la apologética, o la autoflagelación como antítesis. Prepararse siempre para la peor de las variantes. Ser tan prudentes en el éxito como firmes en la adversidad es un principio que no puede olvidarse. El adversario a derrotar es sumamente fuerte, pero lo hemos mantenido a raya durante medio siglo".

A la par, Castro define su futuro, que, según revela, continuará en la senda de las "reflexiones", los escritos en la prensa nacional que lleva escribiendo desde hace 11 meses y en los que ha ido expresando su opinión tanto sobre acontecimientos internacionales como nacionales:

"No me despido de ustedes. Deseo solo combatir como un soldado de las ideas. Seguiré escribiendo bajo el título "reflexiones del compañero Fidel". Será un arma más del arsenal con la cual se podrá contar. Tal vez mi voz se escuche. Seré cuidadoso".

DW recomienda

Enlaces externos