FDP: “Peor, imposible” | La prensa opina | DW | 15.12.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

FDP: “Peor, imposible”

La renuncia del secretario general del Partido Liberal Demócrata alemán (FDP), Christian Lindner, y sus posibles consecuencias para las alicaídas filas del partido son analizadas por editorialistas.

La renuncia de Christian Lindner, otro revés para los liberales alemanes.

La renuncia de Christian Lindner, otro revés para los liberales alemanes.


Die Presse, de Viena: “Peor imposible. Cuando Guido Westerwelle anunció su dimisión a la jefatura del Partido Liberal (FDP) luego de tres fulminantes derrotas electorales y de que las encuestas le otorgaran entre un tres y un cinco por ciento en abril de 2011, la crisis del partido ya era irreversible, no en último término debido a disputas internas. Sin embargo, el muy mentado boygroup que rodea al sucesor de Westerwelle, Philipp Rösler, y el secretario general del partido, Christian Lindner, aún dejaba lugar a la esperanza. Pero ahora está claro que no fue posible dar el giro necesario. Exactamente dos años después de su asunción como estratega del FDP, Christian Lindner renunció. Y por lealtad a su partido no mencionó los motivos de su retirada, que, ciertamente, eran de naturaleza personal, ya que hace tiempo que la relación entre Lindner y Rösler es tensa. Hasta el más optimista tiene motivo para temer lo peor para el FDP. Que el destino de los liberales dependa ahora de su desafortunado presidente no mejora las cosas. Y, en vista de su desempeño, no es de esperar que esta vez impulse un nuevo comienzo.”

“Un año desastroso para el FDP”

Der Standard, de Viena: “El presidente del FDP parece no tener suerte, y el partido no transmite un mensaje político, por lo cual el electorado se aleja en masa. Esa es la imagen que daba el FDP hace un año. Entonces, nadie pensaba seriamente que todo podría empeorar. ¿Y ahora? Algunos liberales alemanes añoran volver a diciembre del 2010, ya que, de hecho, la situación ciertamente se agravó. (…) Y ahora ni siquiera cuentan con una reserva de personal, nadie más en quien los atemorizados liberales pudieran depositar sus esperanzas. (…) Y ahora, para colmo, se va quien no debería irse. Lindner, el estratega, debería haberse quedado. Y el partido podría haber renunciado mucho más fácilmente a Rösler. A la larga o a la corta, eso es lo que sucederá de todas maneras. Rösler no podrá mantenerse en su cargo. Pero, sea como fuere que continúe la historia, si el FDP vuelve a permitirse otro año tan desastroso e improductivo como éste, ya no es necesario que se presente a las elecciones federales de 2013.”

“Lindner ya no tiene nada más que decir”

Süddeutsche Zeitung, de Múnich: “En primer lugar, Christian Lindner renuncia a su cargo en la más profunda resignación y porque ve a su partido en un estado desesperante y ni siquiera él sabe cómo salvarlo. En segundo lugar, Lindner renuncia a su cargo para competir, acto seguido, por la presidencia con el jefe del FDP, Philipp Rösler. La variante más tolerable para el FDP sería la segunda. El partido, hecho trizas, podría volver a abrigar una última esperanza si alguien se armara para pelear una batalla decisiva, si alguien quisiera lograr un cometido para sí, para su partido y para la política liberal, que hoy es casi imposible de hallar en el FDP. Si eso sucediera, ese partido habría tenido suerte en la desgracia. Pero no la tiene. Quien haya visto a Lindner en su infeliz discurso sabe que los luchadores se comportan de otro modo. Los luchadores hablan de otra manera y dicen por qué están luchando. Lindner ya no tiene nada más que decir.”

“El boygroup no funcionó”

Hannoversche Allgemeine Zeitung, de Hannover: “No sólo Lindner ha fracasado. Su dimisión, con la cual sorprendió hasta a sus allegados más íntimos en el FDP, es la expresión de una crisis de autoridad cuyo desenlace es aún totalmente incierto. Él es la prueba de que el boygroup –el equipo que lidera el FDP, formado por Philipp Rösler, el ministro alemán de Salud, Daniel Bahr y el mismo Christian Lindner- ha fracasado.”

“Pocas aptitudes políticas”

Die Welt, de Berlín: “Ahora se confirma lo que ya hace tiempo se presentía. Los ‘chicos' del FDP no lograron su cometido. Sus ansias de poder eran demasiado grandes. Su retórica, grandilocuente. Y sus aptitudes políticas, demasiado pequeñas. En un FDP sin Lindner, una decisión revela haber sido catastrófica: haber elegido a Philipp Rösler como presidente. El afán con el que Rösler anunció alguna que otra vez, desde el verano pasado, que, ‘luego de que los comités deliberantes deliberaran oficialmente, se tomaría oficialmente una decisión' ya tiene visos fantasmagóricos. Parecería como si el Partido estuviera acéfalo. Fue un error no haber elegido presidente del FDP al experimentado Rainer Brüderle -un veterano del partido-, por cierto-,dado que él es el último que podría cambiar algo.”

Autora: CP/ dpa
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda