1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Expropiación de productora de alimentos clave en Venezuela

La expropiación ocurre días después de que el presidente, Nicolás Maduro, acusara públicamente al propietario de Polar, Lorenzo Mendoza, de apoyar lo que llama una "guerra económica" contra el pueblo.

Trabajadores de la empresa Polar, la mayor productora privada de alimentos de Venezuela, protestaron hoy (30.07.2015) por la expropiación de su planta en Caracas, luego de que un tribunal ordenara su desalojo para la construcción de viviendas populares. La medida afecta a la mayor planta de producción y distribución en Caracas de la empresa Polar, así como a las filiales de las firmas PepsiCo, Cargill y Nestlé, que usan la red de distribución de Polar. La planta ocupa toda una manzana en la urbanización La Yaguara, en el suroeste de la capital.

La expropiación ocurre días después de que el presidente, Nicolás Maduro, acusara públicamente al propietario de Polar, Lorenzo Mendoza, de apoyar lo que llama una "guerra económica" contra el pueblo. Los trabajadores dijeron que mantendrán una protesta en la planta, rechazando la orden de expropiación, para la cual el tribunal dio un plazo de 60 días.

Tensa relación con el Gobierno

El portavoz de los trabajadores de Pepsi, Jesús Graterol, dijo que funcionarios del tribunal y soldados de la Guardia Nacional presentaron la orden de evacuación de la planta para estudiar el terreno con el fin de construir viviendas, como parte de un programa del Gobierno. La ocupación se produce en momentos en que dos plantas de la Cervecería Polar, el negocio con mayor utilidad de Polar, se aproximan a un cierre temporal por falta de materia prima importada, ante la escasez de divisas que debe aprobar el Ejecutivo mediante el estricto control cambiario.

Venezuela Empresas Polar Logo

Logo del grupo venezolano de empresas "Polar"

"No hay comida en Venezuela y ahora hacen esto. ¿Cómo va a comer el pueblo?", se preguntaba Carlos Muñoz, un camionero de 43 años que trabaja para Polar, la mayor empresa privada del país, y que protestaba junto a otros en las afueras de uno de los galpones, custodiado por efectivos de la Guardia Nacional. Durante sus 12 años en el poder, el fallecido Hugo Chávez mantuvo una tensa relación con Polar, empresa del magnate venezolano Lorenzo Mendoza, a la que le expropió algunos depósitos en el país.

Desde que asumió como su sucesor, el presidente Nicolás Maduro ha seguido enfrentado con la firma de Mendoza, a quien acusa de ser uno de los responsables de una "guerra económica" que, a través del supuesto acaparamiento de bienes e incremento de precios, busca sembrar el caos para desbancarlo.

MS (Reuters/dpa/efe)